Un Blues

Un Blues
Del material conque están hechos los sueños

30 abr. 2011

Fantasmas manipuladores

BORIS IZAGUIRRE LA PARADOJA Y EL ESTILO
Europa continúa recorrida por fantasmas. El del comunismo, de férrea salud gracias a esa China que es el banco del mundo.
 El de la amenaza nuclear, celebrando el 25 aniversario de Chernóbil con Fukushima fuera de control. Y desde ayer, el de Diana de Gales, renovándose como icono mediático para una nueva generación gracias a la boda de su hijo Guillermo.




Diana estuvo presente ayer en los detalles más inesperados



Con su muerte se disparó el culto absoluto a la celebridad

Diana nació en una familia que no ha pasado hambre en los últimos 700 años.
Creció para convertirse en la promesa de amor de una década, la de los ochenta, donde su matrimonio se convirtió en pesadilla y el sexo en peligro de contagio del sida. En el trayecto, Diana pasó de ser la prometida sin ropa interior delante de la jauría de los medios de comunicación a una lideresa de esa misma manada.



En su primera aparición oficial como prometida, Diana escogió un traje negro palabra de honor que, siguiendo la tradición, le jugó una mala pasada. Grace Kelly, en sus últimos meses de vida terrenal, fue a socorrerla delante de los paparazis.
 "No te asustes, irá a peor", le dijo.
Aunque no viviría para observarlo, Grace tenía razón. Diana descubrió casi desde el primer día que la habían escogido para garantizar mejoría y continuidad genética en los Windsor.
 Carlos amaba a Camila, pero necesitaban hijos bellos.
 Pese a tal maleficio, Diana de Gales fue noticia todos los días de su vida como princesa.
 En cada acto compartido con su marido, era ella la que acaparaba besos, flashes, eclipsando todos los días a Carlos.
En una visita a Río de Janeiro fue su nombre el que quedó inmortalizado en una avenida.





Diana aprendió a explotar el baño de popularidad hasta convertirlo en el yugo vengador. Se adiestró en el control de los incontrolables medios de comunicación.
 Pasó de ser la víctima a la gran manipuladora.
Es un triunfo póstumo que, tras la boda de ayer, Diana sea una nueva Rebeca, el poderoso personaje de Daphne du Maurier que desde un cuadro y el más allá domina la vida de los que continúan vivos.






Diana murió perseguida por los paparazis que más de una vez le pidieron una foto para poder enviar a sus hijos a la Universidad.
 Sus últimas palabras fueron para sus hijos, y fue desgarrador observarles avanzar detrás de su féretro esos primeros días de septiembre de 1997.
Ese año aún no se habían desarrollado las cámaras en los teléfonos móviles, no existían las redes sociales ni los comentaristas avezados de moda, mucho menos el fashionismo.
Sin embargo, es gracias a Diana que todas esas tendencias forman parte de nuestro día a día. ¿Cómo no recordarla consolando a Elton John en el funeral por Gianni Versace, el modista asesinado que les vistió? ¿O en la inauguración de una exposición, vestida con los ajustados diseños de su etapa como Diana SuperStar?






Ayer, en la boda de su hijo, su legado era la mezcla de tradición, pompa y cultura pop. Elton John avanzando junto a su esposo, David Furnish.
Los Beckham pulidos al máximo. En muchos programas de nuestra televisión se disparaba otra vez contra la princesa de Asturias, estrenando un sombrero que parecía hacerla mayor.
Sobre su marido nadie dijo nada. Igual que con Carlos y Diana, la que interesa es Letizia.






La realidad es que solo Grace Kelly y Diana de Gales consiguieron la formula para equiparar el ser princesas con ser también mujeres elegantes.
No es necesario en todos los casos: Isabel de Inglaterra resulta más elegante después de 60 años de reinado que al principio.




Durante la ceremonia, Diana mantuvo su presencia en los detalles más inesperados: en la marcha que recibió a los novios, que era la misma que la despidió de este mundo, o en la proximidad que explota el príncipe Guillermo delante de sus súbditos.
 Pero sobre todo en conseguir incorporarse, esta vez como espíritu, al frenesí mediático. Con la muerte de Diana se disparó el culto absoluto a la celebridad, donde los gestos y acciones de un puñado de personas se comentan y retroalimentan ad infinitum.
 Es curioso que la boda coincida tanto con la beatificación exprés de Juan Pablo II como con la resolución legal contra dos cadenas de televisión por los insultos de un tertuliano que fue vocero de un gobierno conservador.
 Este tipo de debates, histriónicos, encendidos, se aceleraron con la muerte de Diana.
De hecho, un primer ministro, ausente en la boda, obligó a la familia real británica a reaccionar un poco.






Que un pontífice pase a ser santo en tiempo récord es desde luego producto de la presión mediática, aunque sea religiosa. De una aceleración que, a fin de cuentas, fue el verdadero causante de la muerte de Diana.
Esa misma velocidad con la que Diana cruzó el límite entre la vida y la muerte en ese populoso desierto que siempre llamamos París.

Los pájaros



Alfredo Kraus y Los Sabandeños

Viento de abril, ya casi mayo...

Viento de abril, ya casi mayo...




La flor blanca de la acacia sobre la hierba, y los picos ansiosos de los mirlos. Enfrente, florece discreto el cinamomo: pequeños celajes lilas sobre la marea verdeoscura de su copa.


Flores blancas -la del magnolio a punto, la de las yucas en fila-, como gotas de pausa entre el verdor en las espesuras, verde pálido de las hojas recientes, desvaído verde tocando la calina por el cielo.

O también los botones amarillos de las plantas de erial, dientes de león, que pronto se convertirá en un vilano cristalino, polvo de nada, residuo de los giros del tiempo.

Faltan las amapolas, en la meseta de junio -la jacaranda y el prodigio de su malva- para que en ese ventanillo la mirada se repose, mire en derredor, todo tan amplio, blanco y ya desnudo, casi.

Publicado por José Carlos Cataño

29 abr. 2011

La reina recibe, los novios descansan

Guillermo y Kate rompen la tradición y no asisten a la cena que ofrece Isabel II de Inglaterra a las casas reales con motivo del matrimonio de su nieto .
Hay un protocolo no escrito en las monarquías que indica que la noche anterior a una boda real los anfitriones ofrecen una cena a los representantes de las casas reales que asistirán al enlace.
Así ha ocurrido en las más recientes.
Lo hicieron Victoria y Daniel de Suecia, también los príncipes de Dinamarca y los príncipes de Asturias, las últimas tres parejas de herederos que han contraído matrimonio.
Es la manera de presentar al nuevo miembro que entrará en este club selecto y exclusivo que forman las cabezas coronadas y los aspirantes al trono.




Una boda para pasar página



Como regalo, los contrayentes han pedido donaciones para distintas ONG

Pero en Reino Unido, donde sobran las tradiciones, Guillermo y Kate rompieron ayer con esta. Los novios fueron los grandes ausentes de la cita en el hotel Mandarin Oriental, en el que 40 miembros de la realeza fueron convocados por Isabel II. Según informó a este periódico un portavoz de Clarence House, Guillermo y Kate se quedaron en sus habitaciones descansando para el gran día tras cenar con sus respectivas familias. Guillermo, con su padre, Camila y su hermano Enrique, mientras que Kate estuvo acompañada en su última cena de soltera por sus padres y hermanos en el hotel Goring. Eso sí, el príncipe de Gales se pasó a saludar por el hotel Mandarin una vez que Guillermo se retiró a descansar.



Rota la tradición, Kate no será presentada en el club de la realeza hasta hoy. No quedará para el recuerdo, como sucedió con Letizia, esa primera aparición ante reyes y príncipes, en la que se considera algo así como la primera reválida que deben pasar las plebeyas convertidas de repente en altezas. Un club que se nutre y, probablemente, sobrevive gracias a la llegada de sangre nueva, de princesas universitarias, profesionales reputadas, que dejan su vida para entrar en los palacios y ayudar a sus parejas a encontrar motivos para que sus puestos tengan sentido. Kate será desde mañana una de ellas.



Isabel II dejó claro anoche que, a sus 85 años, ella es la que manda en la familia real británica. No hizo ninguna concesión. No permitió que Carlos ejerciera junto a ella de anfitrión. El príncipe solo pasó a saludar. Quien recibió a la reina Sofía, a la reina Margarita de Dinamarca, a los reyes de Noruega y a los príncipes de Bélgica, Mónaco y Holanda fue su majestad. Ella será también quien presida, tras la ceremonia en la abadía, el almuerzo de celebración del enlace. A Carlos solo le queda la oportunidad de invitar por la noche a los amigos -las casas reales ya se habrán ido-, y lo hará con una fiesta en una discoteca montada para la ocasión en Buckingham Palace. A esa cita quien no irá será la reina.



Durante toda la mañana de ayer no pararon de llegar a los aeropuertos de Londres aviones privados. En uno de ellos viajó doña Sofía acompañada de los príncipes de Asturias. La Casa del Rey explicó que las damas lucirán en los actos de la boda diseños creados por modistos españoles. La Reina será fiel a Margarita de la Nuez y Letizia a Felipe Varela. Don Felipe llevó anoche esmoquin y hoy se vestirá con un uniforme de capitán de fragata que le permitirá lucir dos condecoraciones muy significativas: el Toisón de Oro que le concedió el Rey y una medalla de la orden victoriana que Isabel II le otorgó en 1988, cuando visitó España de manera oficial.
Y es que en estas citas los gestos son decisivos.



Guillermo y Kate no han querido regalos de boda, han pedido donaciones para las ONG con las que colaboran.
La Casa del Rey informó ayer de que los reyes de España y los Príncipes han dado dinero a una de ellas, pero, claro está, no han informado ni a cuál, ni cuánto.
Eso sería romper una tradición y esta, de momento, se mantiene.

Beckham, Elton John y Mr. Bean, entre los invitados a la boda de Guillermo y Kate

Clarence House hace pública la lista de asistentes al enlace matrimonial .
Clarence House, la residencia oficial del príncipe Carlos de Inglaterra, ha dado a conocer la lista de invitados que han confirmado su asistencia el próximo viernes a la boda de Guillermo de Inglaterra y Catalina Middleton. Entre los 1.900 invitados que se darán cita en la ceremonia está el futbolista David Beckham y su esposa Victoria, el músico Elton John y su marido David Furnish, y el director de cine Guy Ritchie, ex marido de Madonna. También estarán presentes cantante de soul Joss Stone, el actor Rowan Atkinson (conocido por suu papel de Mr. Bean), gran amigo del príncipe Carlos, el nadador y ganador de cinco oros olímpicos Ian Thorpe y el fotógrafo Mario Testino, quien realizó el primer retrato oficial de los novios.




"Me tiemblan las rodillas"

Una boda con 2.000 millones de invitados

A 15 canapés por invitado

Kate: "Lady Di ha sido una gran inspiración para mí"

Guillermo y Kate visitan la tumba de Diana



El 'kit' completo de la gran boda británica

FOTOS - CORDON PRESS - 08-04-2011

Comité de bienvenida. La boda del príncipe Guillermo y Kate Middleton tendrá 1.900 invitados y 2.000 millones de telespectadores, y se calcula que 500.000 londinenses se echarán a las calles. Pero quienes quieran recordarla para siempre también pueden hacerse con alguno de los muchos recuerdos que han salido a la venta. Para los que deseen acordarse de la ciudad de la boda, una idea es este portafotos, uno de los muchos souvenirs con los que Londres ya hace caja. (TEXTOS: MARÍA PORCEL)- CORDON PRESS



El 'kit' completo de la gran boda británica - Comité de bienvenidaEl 'kit' completo de la gran boda británica - Estanterías repletasEl 'kit' completo de la gran boda británica - Anillos 'made in China'El 'kit' completo de la gran boda británica - La pareja, hasta en los tebeosEl 'kit' completo de la gran boda británica - Amor, dulce amorEl 'kit' completo de la gran boda británica - Para beber, o un té británico....Otras fotografías 1 de 12 La noticia en otros webs


La reina Isabel II y su esposo Felipe de Edimburgo ocuparán un lugar descatado en la Abadía junto con el príncipe Carlos, padre del novio y su esposa Camila, y demás miembros de la Familia Real. Una de la ausente será Sarah Ferguson, ex mujer de Andrés de Inglaterra, que no ha sido invitada.



En la zona derecha del templo se colocará la familia Middleton. Ejercerá como padrino Enrique, el hermano del novio, y como madrina, Philippa, hermana de la novia. En otros lugares destacados estarán los representantes de las casas reales de todo el mundo. La reina Sofía y los Príncipes de Asturias han confirmado su presencia, tanto a la ceremonia como a la cena de gala que se ofrecerá la noche anterior en el hotel Mandarin de Londres. De las casas reales europeas acudirán Felipe y de Bélgica; Simeón y Margarita de Bulgaria; Margarita de Dinamarca; Constantino y Ana María de Grecia con su hijo Pablo y su esposa Marie-Chantal; los Grandes Duques de Luxemburgo; Alberto de Mónaco y su prometida Charlene Wittstock; Guillermo y Máxima de Holanda; Harald y Sonia de Noruega; Miguel y Margarita de Rumanía; Victoria de Suecia y su esposo Daniel; y Alexander, Catalina e Isabel de Yugoslavia.



También estarán en la ceremonia el príncipe heredero de Bahrein; el príncipe Sheikh Ahmad Al-Sabah Hmoud de Kuwait; el príncipe Seeiso Seeiso Bereng y Seeiso Mabereng, princesa del Reino de Lesotho; Agong Yang di-Pertuan Agong y Raja Permaisuri, de Malasia; Lalla Salma de Marruecos; Sayyid Haitham bin Tariq Al Said de Omán; el Emir del Estado de Qatar y su segunda esposa, la jequesa Sheika Mozah bint Nasser Al Missned; el príncipe Mohamed Bin Nawaf bin Abdulaziz de Arabia Saudita y la princesa Fadwa bint Khalid; Bin Abdullah Bin Abdulrahma, Rey de Swazilandia; el sultán de Brunei y Raja Isteri Pengiran Saleha Hajah Anak; la princesa Maha Chakri Sirindhorn de Tailandia; el Rey de Tonga; y el príncipe heredero de Abu Dhabi.



Al tratarse del heredero del heredero no se han enviado invitaciones a jefes de Estado. Por eso no estarán ni Barack Obama, presidente de EE UU, ni Nicolas Sarkozy, de Francia.



También se ha hecho oficial quienes serán los niños que acompañarán a la novia al altar: Louise Windsor, de 7 años, hija del conde y la condesa de Wessex, primo hermano del príncipe Guillermo; Margarita Armstrong-Jones, de 8, hija del vizconde y la vizcondesa Linley, primo segundo de Guillermo; Gracia van Cutsem, de 3, hija de Hugh Van Cutsem, ahijada del príncipe Guillermo; Elisa Lopes, de 3, hija de Harry Lopes y Laura Parker-Bowles, nieta de Camila, duquesa de Cornualles; Guillermo Lowther-Pinkerton, de 10 años, hijo de Jamie Lowther-Pinkerton, secretario privado del príncipe Enrique; y Pettifer Tom, de 8, hijo de la que fue institutriz de los príncipes Guillermo y Enrique, Alexandra Tiggy Legge-Bourke, y ahijado del novio

La boda del príncipe Guillermo y Kate Middleton en directo

El beso de los duques de Cambridge


Poco después de contraer matrimonio, muy sonrientes, el príncipe Guillermo y su esposa Catalina han saludado al pueblo londinense desde el balcón de la residencia oficial de la reina de Inglaterra. Después han hecho su entrada Isabel II y su esposo, seguidos del príncipe Carlos de Inglaterra y la condesa de Cornualles, así como el príncipe Harry.





Kate le devuelve las alas a Ícaro

El secreto del vestido se revela: la novia viste de Sarah Burton para Alexander McQueen .
¿Cómo se guarda un secreto? Mintiendo, claro. A pesar de las reiteradas negativas de los portavoces de la firma Alexander McQueen, Sarah Burton sí era la encargada de diseñar el vestido de boda de Catalina Middleton. Una decisión cargada de significado, dramatismo e historia que dará lugar a abundante literatura en los próximos días.




McQueen, el adiós de un diseñador anarquista




Tres vestidos de novia para el gran día de Kate

Objetivo: proteger el traje de Kate

Cardos, tréboles, rosas y narcisos para la tarta de Guillermo y Kate

Kate sobrevivirá
El caballero anarquista.
 Hay algo irónico en que el nombre de Alexander McQueen vaya a pasar a la historia asociado a esta boda.
Un evento llamado a salvar la monarquía británica. En 2003, el diseñador fue condecorado por la reina Isabel II, quien le otorgó el título de Comandante del Imperio Británico. El diseñador se declaraba "anarquista, ateo y antimonárquico". Afirmaba que si la aceptó fue solamente porque les hacía ilusión a sus padres.





"Miss Middleton eligió la firma británica Alexander McQueen por la belleza de su artesanía, su respeto a la tradición y por la construcción técnica de su ropa.
Deseaba que su vestido combinara tradición y modernidad con la visión artística que caracteriza el trabajo de Alexander McQueen", explica el comunicado emitido por Clarence House en cuanto Middleton puso un pie fuera del coche.



Sarah Burton, de 36 años, fue mano derecha de Alexander McQueen durante 12 años y la encargada de sucederle tras su muerte, en febrero de 2010. Se suicidió a los 40 años, incapaz de lidiar con sus demonios.
Siempre obsesionado por las aves, como Ícaro, emprendió un último vuelo escapando de un mundo en el que no encajaba. Catalina le ha devuelto hoy sus alas.




La elección de uno de los diseñadores más geniales, inventivos y torturados de la moda contemporánea es atrevida.
Pero tiene sentido y mucha épica. En 2008, McQueen concibió una colección que mezclaba las referencias a la reina Victoria, la India y el duque de Wellington.
Fue una de las más hermosas de su carrera.
"Tengo un olmo de 600 años en mi jardín", explicó entonces. "Imaginé la historia de una chica que vive en él y sale de la oscuridad, conoce a un príncipe y se convierte en reina". No es que Middleton salga precisamente de las tinieblas, pero la imagen encaja en este cuento como el zapato en el de Cenicenta.




Se especula que fue la directora de la edición británica de Vogue quien le aconsejó a Middleton que se decantara por McQueen. Entre otras cosas, porque su taller tiene una calidad de factura propia de un atelier de alta costura.
La última colección de Burton para la firma (la del próximo otoño/invierno) estaba inspirada por "la reina de hielo" e incluía apabullantes vestidos, como un traje con una cola realizada con 500 metros de chiffon. A lo largo de su carrera, el malogrado McQueen exhibió una particular (si bien controvertida) sensibilidad hacia la historia y la realeza.
 Desde que se licenciara en Saint Martins en 1994 mostró gestos rebeldes y anarquistas. Se declaraba "anarquista, ateo y antimonárquico", pero aceptó una condecoración de la reina Isabel II en 2003, que le nombró Comandante del Imperio Británico (CBE): "Solo la recogí porque a mis padres les hacía ilusión".



luegoDesde , han debido ser unas semanas intensas para Sarah Burton. Este domingo se inaugura en el Museo Metropolitan de Nueva York una retrospectiva sobre la carrera del diseñador titulada Savage Beauty.



Es la principal exposición de moda del año, organizada por la poderosa Anna Wintour. Un año después de su muerte, Alexander McQueen alcanza una notoriedad, reconocimiento y popularidad que el fallecido diseñador seguramente no imaginó ni en sus más febriles sueños.
 La coincidencia es una auténtica orgía para los intereses económicos de la compañía, propiedad del Grupo Gucci (el tercero del sector del lujo mundial).






El interés económico no solo es para la compañía que fabrica el vestido: se confía en que sea un empujón para la industria de confección inglesa.
Por eso, las cuatro páginas del texto de Clarence House enfatizan el carácter británico de todo el asunto y proporcionan toda clase de detalles. Por ejemplo, que el aplique de encaje del cuerpo y la falda fue realizado por la Royal School of Needlework (Real Escuela de Costura).
 La técnica utilizada se denomina Carrickmacross y se originó en Irlanda en 1820. La intrincada ingenieria del encaje fue supervisada por Burton y su equipo.
 Los trabajadores se lavaban las manos cada 30 minutos para mantener el tejido impoluto.
 El vestido rinde homenaje a la tradición de Arts and Crafts y al Romanticismo.
Por supuesto, todos los materiales son de proveedores británicos.



Otros detalles: la cola mide 2,70 metros y el cuerpo de afilada cintura y caderas acolchadas es un guiño a la tradición victoriana, así como una de las señas de identidad de McQueen.
 En la espalda, hay 58 botones cubiertos de gazar y organza. El velo también ha sido bordado a mano por los mismos artesanos. Está sujeto por la tiara Halo, de Cartier, que Jorge VI regaló en 1936 a la reina Madre.
Esta, a su vez, se la regaló a su hija (la reina Isabel II) por su 18 cumpleaños.
 Los pendientes de diamantes, de Robinson Pelham, han sido un obsequio de boda de los padres de la novia.



Alexander McQueen firma también el vestido de su hermana, Phillippa. El séquito de la novia exhibe gran coordinación.
 La dama de honor lleva en su traje los mismos botones y remates de encaje que en el de la novia.
Las niñas van vestidas por Nicki y Charlotte Macfarlane y sus atuendos se han realizado con los mismos materiales que el vestido de Middleton.

La boda del príncipe Guillermo y Kate Middleton en directo

Las fotos, las anécdotas, la repercusión internacional... desde Londres te ofrecemos este enlace real minuto a minuto .
El príncipe Guillermo de Inglaterra y Kate Middleton celebran hoy su matrimonio en Londres. El enlace ha despertado una gran expectación en todo el mundo. Se calcula que unos 2.000 millones de personas estarán pendientes de lo que hoy ocurre en la capital Británica. 1.900 invitados, pompa y boato regios, glamour, anécdotas curiosas... En Eskup, la red social e informativa de EL PAÍS, puedes seguir minuto a minuto todo lo que está ocurriendo en Londres.

No me imagino


Mis días van siendo como un súbito trance


entre el nacimiento y casi la muerte.


Mi vida apenas un suspriro


que apenas dura


lo que se tarda en exhalarlo.


El espejo de mañana


me mira como a un recién nacido


y las sábanas salobres de sudor


de las noches oscuras


como a un muerto


que se precipita en el más allá


de los sueños sin retorno.


Soy como un niño lleno de llanto,


soy apenas un retazo de memoria,


fuí una luz


que hoy se apaga en el atardecer.


Soy, lo que quieras que sea.


Un recuerdo.


Un camino sin salida.


Una nostalgia.


Un beso sin dar.


Un verso sin terminar.


Soy memoria de mí mismo


y de todo lo que se irá conmigo


con un rumor de sordas piedras,


distante y huidizo.


La verdad es que no nací para esto,


pero sin esto, hoy, no me imagino.





28 abr. 2011

Piedritas en la ventana. Mario Benedetti








Piedritas en la ventana.



De vez en cuando la alegría

tira piedritas contra mi ventana

quiere avisarme que ahí está esperando

pero hoy me siento calmo

casi diría ecuánime

voy a guardar la angustia en su escondite

y luego a tenderme cara al techo

que es una posición gallarda y cómoda

para filtrar noticias y creerlas

quién sabe dónde quedan mis próximas huellas

ni cuándo mi historia va a ser computada

quién sabe qué consejos voy a inventar aún

y qué atajo hallaré para no seguirlos

está bien no jugaré al desahucio

no tatuaré el recuerdo con olvidos

mucho queda por decir y callar

y también quedan uvas parra llenar la boca

está bien me doy por persuadido

que la alegría no tire más piedritas

abriré la ventana

abriré la ventana.

Si tu me olvidas Pablo Neruda



Si tu me olvidas.



Si tú me olvidas

quiero que sepas

una cosa.



Tú sabes cómo es esto:

si miro

la luna de cristal, la rama roja

del lento otoño en mi ventana,

si toco

junto al fuego

la impalpable ceniza

o el arrugado cuerpo de la leña,

todo me lleva a ti,

como si todo lo que existe,

aromas, luz, metales,

fueran pequeños barcos que navegan

hacia las islas tuyas que me aguardan.





Ahora bien,

si poco a poco dejas de quererme

dejaré de quererte poco a poco.





Si de pronto

me olvidas

no me busques,

que ya te habré olvidado.





Si consideras largo y loco

el viento de banderas

que pasa por mi vida

y te decides

a dejarme a la orilla

del corazón en que tengo raíces,

piensa

que en ese día,

a esa hora

levantaré los brazos

y saldrán mis raíces

a buscar otra tierra.





Pero

si cada día,

cada hora

sientes que a mí estás destinada

con dulzura implacable.

Si cada día sube

una flor a tus labios a buscarme,

ay amor mío, ay mía,

en mí todo ese fuego se repite,

en mí nada se apaga ni se olvida,

mi amor se nutre de tu amor, amada,

y mientras vivas estará en tus brazos

sin salir de los míos.

Vergüenza MARUJA TORRES

El cordial encuentro, en Roma, del marido de Carla Bruni con el duce pos-Viagra, produce una irremediable sensación de desconsuelo.
 No me cabe duda de que Europa puede caer aún más bajo, y de que el vertiginoso descenso a que su inoperancia, como ente común, nos arrastra tiene por delante una brillante trayectoria de largo desaliento.
Oportunidades de perpetrar vulgares atropellos no faltarán.
 Ahora bien, desde el punto de vista de la ética y de la estética -de por sí tan vapuleadas por ambos estadistas en el reciente pasado-, la reunión de Nicolas Sarkozy y Silvio Berlusconi constituye un hito digno de figurar en los anales de la producción euroanal más pestilente de los últimos tiempos. Vergogna.










Ahí están, defendiendo codo a codo, con palabras inútiles, una de las pocas cosas decentes que aún nos quedaban en el viejo continente: la libre circulación de personas. Acarician el bajo vientre de sus más retrógrados votantes y aliados y lo hacen, con orgulloso desparpajo, en nombre de Europa.
Nunca el idioma francés sonó más hueco, rococó y putrefacto que en labios de Sarkozy. Y nunca la bella lengua italiana resultó más profanada que en esta nueva regurgitación a cargo del bótox de Berlusconi. Vergogna.






No es una bufonada más de dos impresentables de la política europea -claramente sobrada de incompetentes, ya sea nación por nación, o de eso con sede en Bruselas-, sino de un claro intento de establecer las bases para que el nacionalismo más reaccionario y el ensimismamiento de cada país en las pelusas de su ombligo produzcan réditos electorales.
Verán qué poco tarda en unírseles el Partido Popular, en la estela de su consentida Juanita de Arco Sánchez Camacho. Vergogna.



Ya ven adónde hemos llegado, por ahora. Un perseguidor de gitanos y un corruptor de jovencitas diciéndonos lo que tenemos que hacer. Vergogna.

Mozart - Greensleeves

Greensleeves

Un matrimonio sin obediencia debida

El Foreign Office retira la invitación al embajador de Siria .
Siguiendo el ejemplo de lady Diana en su boda con el príncipe Carlos en 1981, Kate Middleton tampoco se comprometerá a "obedecer" a su futuro marido, el príncipe Guillermo.
 Así consta en la transcripción de la ceremonia de mañana, incluida en el programa de la boda real que Clarence House ha puesto a disposición del público a través de Internet.




Una boda de 1.900 invitados para Guillermo y Kate


Paciente, bien preparada y algo distante


Amante de la tecnología y buen cocinero


Príncipes en capilla


Una boda con 2.000 millones de invitados


Ensayo general al alba


Un gran hotel para la última noche antes de ser princesa


A 15 canapés por invitado



La familia real española hace una donación a una ONG como regalo de boda






Un siglo de bodas reales


Isabel II y Felipe de Edimburgo. El 20 de noviembre de 1947, una jovencísima princesa Isabel contraía matrimonio con Felipe de Mountbatten. Isabel se convertiría en reina en 1952, a la muerte de su padre, Jorge VI. Ya han superado holgadamente su primer medio siglo de casados, tienen cuatro hijos y siete nietos.
Este viernes 29 de abril verá como su nieto Guillermo, el heredero de su heredero, el príncipe Carlos, contrae matrimonio con Catalina Middleton, una joven plebeya de 29 años-











Guillermo y Kate, que serán casados por el arzobispo de Canterbury, Rowan Williams, se comprometerán a amarse, confortarse, honrarse y acompañarse el uno al otro en la enfermedad y en la salud y a renunciar a todo para mantenerse juntos por el resto de su vida.
Pero no hay rastro de obediencia debida en estos votos matrimoniales.
Signo, sin duda, de los tiempos.



Otro signo de los tiempos es la decisión del Foreign Office (el Ministerio deAsuntos Exteriores británico) de retirar la invitación que se le había cursado al embajador de Siria.
Signo de los tiempos pero también de las presiones mediáticas que se desataron la víspera al trascender la invitación.
En una nota pública, el Foreign Office ha explicado esta mañana que a la boda han sido invitados "representantes de países con los que el Reino Unido tiene relaciones diplomáticas normales".
"Esa invitación no significa un respaldo o la aprobación del comportamiento de ningún Gobierno, sino simplemente que tenemos relaciones diplomáticas con ese país", matiza el texto.



Pero añade: "A la luz de los ataques de esta semana contra civiles por parte de las fuerzas de seguridad sirias, que hemos condenado, el ministro de Exteriores ha decidido que la presencia del embajador de Siria en la boda real sería inaceptable y que no debería asistir. El palacio de Buckingham comparte el punto de vista del Foreign Office de que no es apropiado que el embajador de Siria asista a la boda".




Tras los ensayos llevados a cabo el miércoles, hoy es el día de los primeros festejos oficiales y en especial de la recepción que ofrecerá la reina Isabel en el Hotel Mandarín, en el elegante barrio de Knighstbridge, a los invitados de las casas reales, en la que la soberana estará acompañada de la familia real británica.
Se espera la presencia del príncipe de Gales y de la duquesa de Cornualles, que ofrecerán después una cena privada en Clarence House.
 Allí dormirá también el novio, Guillermo. La novia, Kate, estará a unos cientos de metros, en el Hotel Goring, en el barrio de Belgravia, junto a la familia Middleton.



En el programa de la boda difundido hoy, los novios se declaran "increíblemente emocionados" por el afecto que están recibiendo. "Nos gustaría aprovechar esta oportunidad para dar las gracias a todos por su amabilidad".






Clarence House asegura que la ceremonia en su conjunto será "el epítome de lo británico". La novia entrará en la abadía de Westminster a los acordes del himno de la coronación "Estaba alegre", compuesto por sir Hubert Parry a partir del salmo 122 con motivo de la coronación de Eduardo VII en 1902 en la misma abadía de Westminster.




Entre otros autores, a lo largo del servicio se escucharán composiciones de Elgar, Britten y Vaughan Williams, además de dos clásicos imprescindibles en todo ceremonial británico: el emocionante himno laico "Jerusalén", compuesto también por Parry en 1916 a partir del célebre poema de Wiliam Blake, y "Greensleeves", una balada popular de finales del siglo XVI cuyo origen algunos atribuyen a una composición del rey Enrique VIII para su amante y futura reina consorte, Ana Bolena.
Pero los expertos estiman que ese tipo de balada, de origen italiano, no llegó a Inglaterra hasta después de la muerte del rey.


Un siglo de bodas reales




Isabel II y Felipe de Edimburgo. El 20 de noviembre de 1947, una jovencísima princesa Isabel contraía matrimonio con Felipe de Mountbatten. Isabel se convertiría en reina en 1952, a la muerte de su padre, Jorge VI.
Ya han superado holgadamente su primer medio siglo de casados, tienen cuatro hijos y siete nietos.
Este viernes 29 de abril verá como su nieto Guillermo, el heredero de su heredero, el príncipe Carlos, contrae matrimonio con Catalina Middleton, una joven plebeya de 29 años.

Estética de la nada

 

VICENTE VERDÚ

La victoriosa historia de la actual novela, El bolígrafo de gel verde, en marcha hacia su décima edición es la historia general de la "infamia" de nuestro tiempo.
Bien entendido que in-famia no se emplea en sentido negativo ni calamitoso sino, sencillamente, como in-versión.
Como in-versión del ser en la nada, de la literatura en la mala mecanografía y de la pintura en la decoración infantil.






La literatura y la pintura actuales viajan por otros espacios compuestos de factores inéditos

Sobre la nada se tiene, a primera vista, un concepto adverso pero más de cerca la nada puede ser lo mejor de lo mejor o hasta lo peor de lo peor.
 En todo caso, mucho más que nada. Un tratamiento positivo de la nada obtiene de ella una enorme productividad.
Se trataría de la nada del existir, de la finita existencia que en base a terrible deficiencia invita a sacar el máximo provecho de ella.
Es la nada "existencialista" o la nada de la Humanidad rebelde y orgullosa ante a la abusiva totalidad de Dios.



Pero hay, de otra parte, una nada negativa que es la nada no del existir sino del ser, según aprendí leyendo una colección de ensayos sobre el asunto en una edición colectiva (Sáenz, De la Higuera, Zúñiga) que publicó Biblioteca Nueva hace tres o cuatro años.



Esta nada del ser viene a ser como la nada fetén que define con precisión a nuestro tiempo. Nada de lamentaciones por lo que no se tiene o por lo que no da más de sí, nada de elegías sobre la mortal condición humana. Esta nada del existir propicia mucha y buena literatura, filosofía o pintura. La nada mala es la nada del ser, la "nula nada" que ahora se representa en muchos de los nuevos libros de una literatura sin literatura o de pintura sin pintura.



La magnífica colección de cuadros que el Museo de Colecciones ICO exhibe en Madrid hasta el 1 de mayo es la muestra de una pintura que pinta, cargada de estética y de sentido.
Las 36 obras de artistas españoles -entre las 79 expuestas- son lienzos de Tàpies, Arroyo, Sicilia, Gordillo o Navarro Baldeweg, Esteban Vicente o Guerrero.
Unos vienen de los sesenta, pero siguen con fuerza más allá de los ochenta para alcanzar expresamente hoy en sus descendientes la implosión hacia la nada.



No es un asunto exclusivamente español, desde luego.
En Francia o en Gran Bretaña, en Nueva York y en Pekín (Ai Weiwei -ahora arrestado- volcó un millón de pipas de girasol en la Tate Modern como opus magna) el fenómeno define al mundo. ¿Puede pintarse la nada o pintar tantísimas las pipas? La nada existencial -sea en muerte o en pipas- claro que sí pero representar la nada del ser viene a ser un oxímoron completo.
 De ahí, por tanto, que la llamada literatura no sea literatura ni la denominada aún pintura sea pintura.
Lo que se lee o se ve es algo pero no es la nada existencial sino otro mundo donde ya no existe ni deja de existir la nada. En definitiva, ni la literatura ni la pintura actuales están cumpliendo una etapa más de la historia, ni siquiera decadente.
Sencillamente, viajan por otros espacios y, por lo tanto, compuestos de factores inéditos.
Tan dignos de atención, seguramente, como los anteriores pero no a través de la clase de atención precedente.
La clase de atención empleada hasta ahora para juzgar, gozar o condenar, se ha vuelto un aparato obsoleto para obtener diagnósticos.
El nuevo cuerpo creativo que todavía (transitoriamente) se llama artístico posee una fisiología desconocida y ni siquiera su estado puede ser tratado -por avanzado que parezca el procedimiento- con ninguna clase de células "madre".
Si esta nada es nula -no nuda- no debe atribuirse a su desnudez sino a que es huérfana.

Una mujer suave y holgada

Los diseñadores rescatan los pantalones extraanchos y las faldas 'midi', prendas aptas para casi todos los cuerpos, gustos y bolsillos .

Los años setenta más sofisticados y románticos, esos que, a su vez, se inspiraron en los sueltos años veinte, toman esta primavera las calles tras haber pasado, eso sí, por el filtro del pragmatismo y la funcionalidad al que se aferra la industria de la moda tras la recesión.
 Siluetas en las antípodas del hippismo, amplias y fáciles que buscan sus referentes en Yves Saint Laurent, Bianca Jagger o Halston.






- ¿Qué? Pantalones extraanchos en todos los tejidos -del vaquero a la seda-; vestidos vaporosos y muy sensuales, que juegan con los escotes y las transparencias; y faldas hasta los pies o, en un ejercicio de exhibicionismo, a media pierna.
Un estilo vaporoso, despreocupado, fluido. Y sobre todo, amplio.



- ¿Dónde? Esta primavera, los diseñadores han reinterpretado la falda larga, estandarte de esta tendencia XXL, hasta la saciedad.
Lanvin emplea metros y metros de sinuosa tela en una propuesta romántica pero pragmática. Carolina Herrera las interpreta en clave más controlada y clásica; y Jil Sander busca combinar minimalismo y volumen.
Marc Jacobs se inspira en el icono de los años setenta Bianca Jagger y en el Studio 54 para crear vestidos sexis y relajados, mientras que Haider Ackerman los pasa por la batidora gótica.
 El pantalón palazzo, ancho y volátil, se convierte en el rey de las colecciones de Céline, Hermès o Jason Wu.
 Y las faldas midi, esas que terminan a medio camino entre la rodilla y el tobillo, resurgen candorosas en Chloé, o herederas de la posguerra más desatada en Yves Saint Laurent.



- ¿Por qué? Como explica el diseñador Juan Duyos, en el movimiento pendular que describe la moda "después de un momento duro y exigente con el cuerpo[pantalones pitillo, shorts o corsés],









llega otro más suave y holgado para la mujer".
 Las firmas de moda, aún en guardia contra la recesión, saben, como sabe el creador español, que "las prendas sueltas quedan bien a casi todo el mundo".
Se trata, en definitiva, de una tendencia más rápida de digerir y de aplicar, apta para un público más amplio.




- ¿Cómo? Juan Duyos propone jugar con los volúmenes y contrarrestar los pantalones palazzo y las faldas largas con tops y camisetas entalladas.
Prada y Jil Sander llevan la tendencia al extremo y crean piezas con siluetas semirrígidas que obvian la forma del cuerpo de pies a cabeza.
Los tacones se convierten en compañeros imprescindibles de los pantalones y sobre todo de las faldas midi, que acortarían las piernas a la mismísima Adriana Karembeu (las de esta modelo miden 1,21 centímetros).



- ¿Vale la pena? "Las prendas más neutras y los volúmenes más fluidos aguantan mejor en el armario y en el tiempo", dice Duyos.
Y a juzgar por colecciones como la suya, la de Chanel o Jil Sander para el próximo otoño, los vestidos y pantalones XXL seguirán vigentes, con permiso de unos buenos leotardos.

27 abr. 2011

elton john- Princess Diana

Elton John - Candle in the Wind 1997 (Princess Diana)

EL RETORNO DEL PROCESO: LOS HEREDEROS DE MAX BROD Y EL LEGADO DE FRANZ KAFKA

A pesar de haber publicado 83 libros, Max Brod conquistó un lugar privilegiado en la historia de la cultura universal por haber sido el amigo más íntimo de Franz Kafka.
El mérito de Brod fue que no cumplió las órdenes de Kafka de quemar sus manuscritos tras la muerte del gran escritor en Austria, en 1924. “Max, mi querido amigo, mi último pedido es que todo lo que se encuentre en mi legado escrito… sea quemado…”, decía la nota más famosa en la historia de la literatura. El Proceso, El Castillo y otras obras magistrales del genio quedaron condenadas a las llamas del olvido.
Novela kafkiana




Y el juicio sigue. Órdenes del juez han causado que se descubran cajas fuertes en diversos bancos en Israel, conteniendo materiales del tesoro de Brod. Hacia fines de 2009 se descubrió una caja fuerte en un banco de Zurich con más materiales. En el año transcurrido desde este descubrimiento, Hava Hoffa, que ya ha cumplido 76 años, se ha quejado de robos en su casa. Dice que la publicidad que se le ha dado al caso atrae todo tipo de ladrones y sicarios. Hay quien ve en esos robos una maniobra de Hava Hoffa. Ante la posibilidad de perder el control del contenido de las cajas fuertes, Hoffa estaría creando una coartada para la reaparición “misteriosa” de documentos en otras partes. Nadie realmente cree que pueda haber documentos de importancia en el apartamento húmedo y descascarado de las Hoffa. Los vecinos se han quejado del mal olor causado por los gatos de quien describen como “una vieja huraña”.



El asunto deja muchas preguntas abiertas. Queda saber cuál fue la intención de Brod. Si cumplió Esther Hoffa con el testamento de Brod, que por su parte merece la gratitud de la Humanidad por no haber cumplido otro testamento, por cierto más importante. O si tiene el Estado de Israel el derecho absoluto de poseer copias de los documentos, al igual que cualquier otro archivo del mundo, por sobre el derecho de los privados que tienen esos documentos.



Llegó el 2011 y se sigue ignorando qué había en el legado de documentos de Brod, qué se vendió, qué desapareció, dónde está lo que queda. Por el momento nadie se ha despertado para descubrir que se ha transformado en un insecto gigante. Pero falta elPero falta el escritor que haga de todo esto una novela kafkiana.


Amores Tóxicos

Para el dramaturgo Irlandés Oscar Wilde, genio preclaro de las letras Inglesas, enamorarse de una persona inconveniente y de muy distinta forma de ser,  le costó muy caro.
Tal parece que a ciertos genios y hombres ilustres, nada los derribará, sobre todo si han logrado influir tanto en una época y en el mundo de las letras, aparte de destacar con tanto ingenio y sapiencia en su propia formación, tan llena de premios merecidos, becas y ser una persona brillante, bastante relevante y conocida desde su época de estudiante por sus méritos, tanto en su formación en Literatura Clásica, Griega y Latina;  sus conferencias en Estado Unidos, la publicación de sus libros de la más distinta índole, pues destacó en los distintos géneros,  escribió: Prosa, poemas, ensayos, cuentos y teatro con bastante belleza, erudición e ingenio y siempre se destacó de él su inteligencia y su gran poder de influir en su medio, con su vestimenta extravagante, peinados de postura esteticista y decadentista, que muchos jóvenes de entonces intentaron copiar.
 Fue indudablemente una personalidad destacada de la época Victoriana, en la cual vivió.
Según se afirma en el año, 1891 Oscar Wilde de 37 años conoce a “Bosie”, Lord Alfred Douglas, hijo de los marqueses de Queensberry, de 21 años, quien es tristemente conocido por ser la problemática y conflictiva pareja de Oscar Wilde y quien fuera dado a conocer a fondo en la carta “La tragedia de mi vida“ (Carta a lord Alfred Douglas), epístola escrita por Oscar Wilde a su amante, durante su estancia en la prisión de Reading, en 1897, la carta también ha sido dada a concer como “De Profundis”, y sólo vería la luz parcialmente al ser publicada en 1905, por su amigo y periodista Robert Ross, a quien Oscar Wilde se la confió.
La versión completa la publicaría Vyvyan Holland, hijo de Wilde en 1949, y recién se hizo de dominio público a partir del año 1960, debido a contrastaciones y correcciones posteriores.




La carta está redactada con ese estilo que caracterizó a Wilde, exquisito, profundo, a veces exaltado, que va desvelando sus distintos estados de ánimo, el verdadero desgarro de haber caído tan bajo, la humillación, el dolor de ir poco a poco perdiéndolo todo: esposa, hijos, amigos, fama, fortuna, su casa, sus libros y la gran afrenta pública que eso significó para él, antes tan destacado y afamada figura de la época Victoriana; sino también el gran dolor que traspasó a sus familiares y su propia madre, quien agravando su dolor, fallece en el lapso de estar preso en la prisión de Reading, donde fue condenado a cumplir dos años de trabajos forzados, tras demandar al padre de su novio, por difamación y sodomía, juicios que perdió, por las costumbres y cerrazón de la época moralista, hipócrita y prejuiciosa de entonces.
El juicio a Oscar Wilde, que emprendió con saña el marqués de Queensberry, fue un gran escándalo de grandes proporciones en su tiempo.


En ella, reprocha a “Bosie” su gran orgullo, sus grandes diferencias sustanciales desde la adolescencia en los estudios.
Va formulándose mediante una introspección analítica los pasos que lo llevaron a parar en esa horrenda condición de reo carcelario, lo que estuvo mal de parte suya en cuanto a dejarse arrastrar y lo que fueron excesos  del mismo “Bosie”.
Va desgranando paso a paso las consecuencias del odio mutuo que parecía anidar entre padre e hijo, el marqués de Queensberry y Sir Alfred Douglas, razón primordial, por la cual, Wilde terminó en prisión, mal aconsejado y envenenado constantemente por su amante para que Wilde denuncié a su padre, con las amargas consecuencias deplorables del caso.
Desgraciadamente he sacrificado por ti mi arte, mi existencia, mi apellido, mi posición ante la posteridad, y aunque pudiese tu familia poseer todas las maravillas del mundo, el genio, la opulencia, el elevado rango, y otras cosas por el estilo, y lo depositase todo a mis plantas, ni siquiera podría pagarme la décima parte de las cosas más nimias que me fueron arrebatadas, ni una sola lágrima de las últimas que vertí.
Sin embargo, es preciso que se pague todo cuanto uno hace. Hasta cuando se ha sido declarado en quiebra. Tú, por lo que advierto, supones que la quiebra es un medio muy cómodo para no saldar las deudas“.
Lord Alfred Douglas nunca mereció el amor y la gran generosidad del dramaturgo Oscar Wilde, la mayoría de las veces  sus actitudes fueron cobardes, deplorables y vergonzosas, mucho más después de la muerte del escritor. Alguna vez le dijo: “Dejas de ser interesante cuando no te hallas en tu pedestal”, a lo que Wilde escribió: “Debo confesar que, al terminar de leer tu carta,  me sentí mancillado, como si el trato con un individuo de tu índole, me hubiera hollado y deshonrado de una manera irreparable”.

La carta a su novio reflexiona mucho sobre lo esencial y superficial de esta vida, sobre lo que envilece al hombre y lo que lo va perdiendo.
Lástima, que tuviera que ser una practica necesaria y posterior a su encarcelamiento y no una previsión que lograra evitar tanto dolor y desdicha en Wilde.
Es sin embargo, como un gran viaje a través del dolor, una transformación hacia la redención espiritual, una metamorfosis humana de liberación y reconquista de sí mismo hacia un nuevo hombre, que a posteriori se guiará con un espíritu cristiano y buscará su felicidad en las pequeñas grandes cosas de esta vida, para alcanzar la paz, emulando a Cristo en sus grandes lecciones de amor, perdón, y desterrando el rencor. De hecho, en su lecho de agonía y conciente, abrazó el catolicismo en una breve ceremonia religiosa.



En 1897 Oscar Wilde sale de la cárcel de Reading, y pese a la negativa de los familiares de ambas partes, y a pesar a conocerlo más en base a sus hondas reflexiones, volvieron a vivir juntos “Bosie” y Wilde, durante unos tres meses en Nápoles, cuando las ayudas de cada familia les fueron quitadas, se tienen que separar para siempre.
Sólo a los tres años de haber abandonado la prisión de Reading, en 1900, Oscar Wilde fallece, solo, triste y arruinado en París, en el Hôtel d’Alsace, núm. 13, de la Rue des Beaux Arts, víctima de una meningitis, que empezó como una otitis aguda, tan sólo a sus 46 años de edad.

Tan cruel en sus escritos como sentimental pero con finales desdidachados Oscar Wilde qye fue capaz de escribir el sumo del amor entre personajes como El Ruiseñr y la Rosa o la gaviota y el Príncipe, vive una pesadilla, quizás fue ese ruiseñor que se clavó la espina para que la rosa fuera roja.
Nunca entre amigos fue piadoso, era brutal en sus críticas pero al final su gran amor lo traiciona y muere no como el Gran Escritor más tarde reconocido sino como un pobre mendigo del amor.

Totalmente inesperada, la noticia ha dejado boquiabierto a más de uno: el cantante Miguel Bosé ha sido padre. Los niños, gemelos, han sido gestados en un vientre de alquiler y se llaman Diego y Tadeo. Nacieron el 26 de marzo.

Totalmente inesperada, la noticia ha dejado boquiabierto a más de uno: el cantante Miguel Bosé ha sido padre.
 Los niños, gemelos, han sido gestados en un vientre de alquiler y se llaman Diego y Tadeo. Nacieron el 26 de marzo.




Miguel Bosé: "No uso las redes sociales como terapia"


Miguel Bosé inicia el 20º cumpleaños de Cadena Dial


Juanes, Alejandro Sanz y Miguel Bosé cantarán por Haití


Miguel Bosé: "Hay gente que todavía hoy no quiere trabajar con un seropositivo"


Miguel Bosé: "Tengo una profesión a la que me resisto a llamar trabajo"


Miguel Bosé se ofrece como mediador con las FARC


Ricky Martin ha sido padre soltero de mellizos


La Navidad convierte en padre a Elton John


El mensaje de Twitter con el que Miguel Bosé anuncia que ha sido padre.-



El popular intérprete ha confirmado la noticia en las redes sociales, en su página oficial de Facebook y en su perfil de Twitter. En ambas plataformas ha colgado el mismo mensaje: "Queridos tod@s, tengo una buenísima noticia que contaros: he sido papá de 2 niños preciosos que ayer cumplieron 1 mes. Se llaman Diego y Tadeo. Estamos ya en casa y en buena salud. Soy el hombre mas feliz de la tierra!!! Un abrazo enorme y más adelante más. Miguel."



En un primer momento la noticia la hizo pública Kiko Matamoros en el programa de Telecinco Sálvame, que aseguraba que "casi al 99% de posibilidades" Bosé había sido padre.
Después, la presentadora Mercedes Milá colgó en su blog una nueva entrada, titulada Dos Miguelitos.
Allí comentaba la noticia y lo que Bosé le había contado.



En su bitácora explicaba que el cantante, amigo personal, había mandado un correo electrónico a varios amigos dando a conocer que había sido padre "de dos gemelos nacidos de una mujer que alquiló su vientre en Estados Unidos".
La presentadora ha afirmado que ella fue "la primera sorprendida".
Según Milá, el intérprete de Amante Bandido, Sevilla o Como un lobo siempre había tenido ganas de ser padre, y les anunció la noticia con la frase "sí, soy papá de 2 Miguelitos que amo como hasta ahora a nada en el mundo".






Miguel Bosé se une así a la lista de famosos que han sido padres por vientre de alquiler recientemente.
 Uno de los primeros fue Ricky Martin, que también dio a conocer que había tenido gemelos, Valentino y Matteo, en agosto de 2008. Poco después también hizo pública su homosexualidad.
 Además, las pasadas navidades el cantante Elton John y su marido, David Furnish, también hicieron público que habían tenido un hijo, Zachary Jackson, gracias a un vientre de alquiler.
 Hace unas semanas anunciaron que la madrina de su retoño será la también cantante Lady Gaga.




Bosé, hijo de la actriz italiana Lucia Bosé y del torero Luis Miguel Dominguín, está comprometido con varias causas sociales, como la recuperación de Haití tras el terremoto, la inserción de enfermos de SIDA en la sociedad o la apertura del régimen cubano, para lo que cantó en un polémico concierto celebrado en La Habana junto al colombiano Juanes.
 Tiene fuertes vinculanciones con América Latina, y de hecho, se ha ofrecido para ser mediador de las FARC.

Blancura DAVID TRUEBA

María Dolores de Cospedal acudió ayer a una de esas imprescindibles entrevistas de Ana Pastor en Los desayunos de TVE.
Vestía un traje de chaqueta blanco con camiseta marinera de rayas azules.
 El proyecto blanqueador tras una Semana de Pasión antigubernamental rebosante de declaraciones subidas de tono alrededor de la lucha antiterrorista era pues evidente desde la elección del vestuario.
 Como aperitivo afirmó que ella no había hecho ningún reproche al Gobierno sobre estos asuntos, sino que se limitaba a exigir la actuación correcta de los responsables.
El retorcimiento del lenguaje, unido al cierto aire a Norma Duval, despistó al espectador mañanero que aún busca el parecido entre la foto de Troitiño y la de Rubalcaba.




Por más que las estrategias de los partidos obliguen a sus espadas a dar un manotazo seguido de una caricia, los consumidores empiezan a encontrar el espectáculo como una escenificación grotesca del poli malo y el poli bueno.
 Los medios están llenos de declaraciones, que son la forma más primaria y menos interesante de la información. Un tipo dice algo.
 Otro tipo dice otra cosa.
Y así se nos llena el territorio informativo de un tiroteo vacuo, ruidoso y que provoca un hastío tremendo ante la falta de esencia.




Por suerte para los televidentes, Ana Pastor iba vestida de negro, y el contraste se acentuó cuando se atrevió a preguntarle qué de peor tiene la fuga de Troitiño con respecto a la volatilización de Josu Ternera mientras gobernaba el PP.
Existe un programa en Telecinco llamado La caja, que es un expresionista interrogatorio con un formato estético impecable, de lo mejor que hay en pantalla.
El único problema es que sus invitados y contenido suele ser un baldío psicodrama para fijos del planeta cotilleo.
 Esa máquina habría sido lugar perfecto para conocer mejor a personas tan enigmáticas como Cospedal.



El borrón a una eficaz argumentación llegó cuando, para acabar, el contertulio Miguel Ángel Liso le preguntó sobre sus ataques a los servicios informativos públicos y la secretaria general reivindicó que la televisión estatal será imparcial cuando ellos gobiernen, no como ahora.
 Al espectador le recorrió un escalofrío. Quizá alguien de los que estaba frente a la pantalla recordaba, tenía memoria, y no se dejó cegar por tanta blancura.

26 abr. 2011

Ahora sí,

Ahora sí, ahora se pone bonita la tarde. Una inmensa columna de nubes la atraviesa. En sus puntas el viento celeste la despeina con los colores del crepúsculo. Los arreboles de poniente le dan de lleno, y todos los que estamos a su sombra quedamos teñidos de una luz cobriza, con carácter. Mientras, también por debajo de la columna, hacia lontananza, se abre un lago azul turquesa, una claridad inalterable. Los vencejos gritan por primera vez esta temporada. Ya se han lanzado. Ya vienen doblándose como hélices de barco a embestir contra los aleros.


Ese claro azul turquesa es el último en caer. Inlocalizable, sólo cosa del aire y la distancia. Todos los otros estratos enrojecen, intensifican sus rosas y sus malvas y poco a poco van recibiendo a la noche, a sus primeras estrellas. El claro azul turquesa, no. No conoce términos medios. Lo han puesto ahí porque sí. Como si se tratara de una perla en la inmensidad. De pronto, cuando ya llegue la noche y los vencejos en parte hayan saciado su hambre, desaparecerá.

Publicado por José Carlos Cataño

Entrevista a Daniel Marín

48 años

ROSA MONTERO
 Hace unos días, el dictador sirio, Bachar El Asad, levantó el toque de queda en su país como muestra de "aperturismo".
Una pamema, porque, mientras tanto, sus matones se dedican a ametrallar a la muchedumbre indefensa.
Pero no es de esos cientos de asesinatos de lo que quería hablar hoy, sino, precisamente, del toque de queda. Que llevaba 48 años en vigor.
Déjenme que lo repita: los sirios llevaban 48 años soportando un estado de excepción. Y lo sorprendente no es que El Asad haya acabado por fin con esa clamorosa anomalía legal, sino que el toque de queda haya durado medio siglo sin que pasara nada.
 Sin que el hecho sorprendiera demasiado.
 ¿No es extraordinario que esa aberración haya pasado desapercibida durante tanto tiempo?
 Oh, sí, por supuesto, se sabía que Siria estaba gobernada represivamente y que El Asad era un tipo duro de pelar.
 Pero, al mismo tiempo, era ese señor alto de pinta occidental y pasable elegancia, un hombre que, para más inri, se parece inquietantemente al príncipe Felipe, solo que más feo y más tristón.




Era, en fin, uno de "nuestros hijos de puta", parafraseando el célebre dicho del presidente Roosevelt sobre Somoza o quizá sobre el dictador haitiano Duvalier, porque he oído atribuirle el cuento a ambos.
Y es que, en efecto, Occidente (y no solo Estados Unidos: no nos escudemos en el tópico) ha tenido y tiene mucho miserable en nómina, mucho asesino sentado en los banquetes oficiales, mucho torturador paseando del bracete con los famosos líderes del llamado mundo libre.



Las revueltas de la zona árabe nos están estallando en la cara de los países democráticos, en esa cara tan dura que hemos vuelto siempre elegantemente hacia otro lado, para no tener que contemplar ese abuso tan indiscreto y zafio de un toque de queda que dura medio siglo.