Un Blues

Un Blues
Del material conque están hechos los sueños

31 oct. 2014

Helena Rubinstein, el poder de la belleza................................................ Irene Crespo


Sesión de fotos de Helena Rubinstein en su casa de Nueva York en 1944. / Museo Judio

En 1955, Helena Rubinstein había conseguido que, prácticamente, todo artista con cierto nombre la retratara.
 Warhol, Dalí, Man Ray, Marie Laurencin, Graham Sutherland, William Dobell… Son sólo algunos de los que aceptaron pintar a esta mujer de barbilla erguida y pelo negro recogido en un moño estirado que acentuaban su poderosa personalidad.
Aquellos óleos, fotos o dibujos con su imagen eran la representación de una aplastante seguridad en sí misma, la promoción de su individualismo y autodefinición que, predicaba, toda mujer debía ejercer para alcanzar su libertad.
 Eran, de hecho, un recuerdo de una independencia por la que había luchado desde que salió de su Polonia natal huyendo de un matrimonio de conveniencia
. Eran la imagen de un gran ego, el de “la primera millonaria hecha a sí misma, un icono global de emprendedurismo femenino y una líder de moda, diseño y filantropía”, como recuerda Mason Klein, el comisario de Helena Rubinstein: Beauty is Power (La belleza es poder).
Retraro de Helena Rubinstein, 1957. / Galeria Daniel Katz
El Museo Judío de Nueva York reivindica su nombre e influencia que creen olvidados y explora por primera vez en esta exposición el universo artístico y estético de Helena Rubinstein a través de más de 200 objetos: desde los retratos, a su vestuario (Elsa Schiaparelli, Poiret…), sus primeros anuncios, productos cosméticos y su amplísima colección de arte.
Beauty is Power es el eslogan que Rubinstein eligió para el anuncio de su primer producto, la crema Valaze, que empezó vendiendo en Australia, adonde llegó en 1896, y con la que fundó un imperio cosmético mundial.
 Durante el cambio de siglo, el maquillaje estaba solo asociado a actrices y prostitutas, sin embargo, Rubinstein estaba convencida de que los productos cosméticos eran la manera que tenía la mujer de transformarse, de elegir su identidad y afirmar su libertad.
 La belleza era poder para ella. Y aunque murió, en 1965, antes de que las nuevas feministas lo pusieran en duda y consideraran el maquillaje una manera de convertir a la mujer en objeto, Rubinstein se reafirmó cuando, al instalarse en Nueva York en 1915, conoció a las sufragistas que se pintaban los labios de rojo como símbolo de emancipación.
“La subjetividad se da hoy por hecha”, dice Klein. “Pero el sentido de individualidad e independencia que Rubinstein promovía era nuevo en el siglo XX.
 Dando la posibilidad a las mujeres de mejorar su aspecto y encontrarse a sí mismas como individuos, contribuyó a su empoderamiento”.
Por eso, los salones de belleza que tenía en Nueva York, Londres o París, no eran simples spas. “Los salones de belleza de Helena Rubinstein eran lugares donde no sólo se aprendía a mejorar el aspecto –dice Klein–, también se animaba a reconsiderar los estándares del gusto, a aprender sobre diseño, color y arte”.
El estudio de Rubinstein a principios del siglo XX en Francia. / Museo de Arte de Tel Aviv
Inspirada por los salones literarios europeos, Helena Rubinstein diseñaba sus centros estéticos como lugares de conocimiento.
 Así, supervisaba su decoración, colgando en sus paredes las obras de arte vanguardista que empezó a coleccionar en cuanto le llegó el éxito.
“No era solo una mecenas de arte europeo y latino”, recuerda Klein. Miró, Braque, Picasso, Nadelman, Kahlo estaban entre sus adquisiciones. “También fue una de las pioneras en coleccionar arte de Oceanía y África”
. Y, además, una enamorada de las habitaciones en miniatura, desde un salón barroco español a un estudio en Montmartre, que se pueden ver por primera vez en 50 años en esta exposición, junto a todos esos retratos que se obsesionó en encargar a todo artista conocido.
Durante décadas solo se le resistió un pintor, un amigo, Pablo Picasso
. Decidida a conseguirlo, en 1955, Rubinstein se presentó en la casa del artista en la Costa Azul, y éste aceptó hacer algunos bocetos para un futuro cuadro que jamás pintó.
 “El teatro del rostro era su ocupación diaria, la aplicación de la personalidad, su negocio”, dice Klein sobre la pasión de Rubinstein por los retratos. 30 bocetos le hizo Picasso, una docena se ve en esta exposición: una radiografía perfecta de esa personalidad poderosa que Helena Rubinstein se construyó.

La Junta revoca la Medalla de Andalucía de Isabel Pantoja.................................................Antonio Jesús Mora Caballero


Isabel Pantoja, tras recoger en 2002 la Medalla de Andalucía. / garcía cordero

El Gobierno andaluz ha iniciado los trámites para retirar la Medalla de Andalucía a la cantante sevillana Isabel Pantoja, después de que el Tribunal Supremo confirmara en junio su condena a dos años de prisión y a una multa de 1,14 millones de euros por blanqueo de capitales en el marco del caso Malaya.
 Es la primera vez que la Administración autónoma lleva a cabo la revocación de esta distinción desde su creación en 1985.
La artista recibió el reconocimiento en 2002 “por una labor artística que ha llevado el nombre de Andalucía a cualquier rincón del mundo”.
La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha confirmado en Granada el inicio de este procedimiento, que se espera que sea aprobado antes del 12 de noviembre por el Consejo de Gobierno, informa Efe. Según el decreto que regula la concesión de estos galardones, la medalla podrá “ser revocada como consecuencia de la condena de su titular por algún hecho delictivo, así como por la realización de actos o manifestaciones contrarias a la Constitución, al Estatuto de Autonomía o a sus instituciones de autogobierno”.
Ya en abril de 2013, cuando Isabel Pantoja fue condenada en primera instancia por la Audiencia Provincial de Málaga, el Gobierno andaluz anunció su intención de retirar la distinción a la cantante una vez que la sentencia fuese firme.
La decisión la Junta ha sido calificada como “lógica” por el consejero de Justicia, Emilio Llera.
 “Ha participado en la corrupción política del Ayuntamiento de Marbella y, lógicamente, merece una respuesta drástica por parte del Gobierno de la Junta”, asegura.
“La medalla no puede lucir en la solapa de los corruptos ni de los que blanquean dinero”, critica el consejero de Turismo, Rafael Rodríguez.
 El coordinador general de IU, Antonio Maíllo, ha confiado en que el procedimiento no se “demore”. “Esta distinción debe ser para personas anónimas que consiguen avances sociales para su comunidad desde el trabajo solidario”, asegura.

¿Por qué tu marido liga con otras?................................................................................ Ignacio Vidal-Folch

Si uno se siente una piltrafa, por lógica creerá que quien comparte la vida con él tiene que ser una piltrafa al cuadrado"

El alto número de adulterios de los hombres casados no deja de crecer, según las últimas estadísticas.
Shmuley Boteach –un rabino ortodoxo americano– argumenta en su best seller Kosher Lust: Love is Not the Answer que los hombres tienen “rollos” o “ligues” porque su baja autoestima requiere, reclama, exige, constante afirmación.
 Se liga para conseguir reconocimiento. Y no para satisfacer deseos sexuales reprimidos en el corsé del matrimonio, un problema que podría resolver de manera más sencilla y barata recurriendo a otras fórmulas o –esta terapia ya sale más cara, pero tiene también sus evidentes ventajas– al divorcio.
Autoestima. Reconocimiento del otro. ¡Esa es la cuestión! ¡Esto es lo que echa en falta el varón americano –o español, es lo mismo–, y cada día más! Cada día –¡cada puñetero día!– oye hablar de lo listo que es Bill Gates o Steve Jobs (¡que encima se murió joven!).
 Cada día le muestran la foto de George Clooney, ahora para colmo acompañado de su inteligente, bella, joven y exótica Amal; y cada día, comparándose a fuerza con ellos, se siente un fracasado de tomo y lomo.
Por eso se dedica a ligar: para sentirse por un rato un conquistador, para ver, en los ojos de otro, respeto, sumisión, e incluso admiración. ¿Y eso no se lo puede dar su esposa? No, no puede, dice el sapientísimo rabino; porque si uno se siente una piltrafa, por lógica creerá que quien ha querido compartir la vida con él tiene que ser una piltrafa al cuadrado.
Leyendo las sesudas reflexiones de Boteach me he acordado de una anécdota bastante conmovedora que cuenta Giani Stuparich en su libro La guerra del 15: cuando los soldados italianos eran enviados a misiones nocturnas casi suicidas, saltaban de la trinchera exclamando: “Aiutammi, mamma!”.

 

Romero: “¡No quiero entrevistas... lo que yo necesito es a mi perro!”................................................. José Antonio Hernández

La auxiliar que ha logrado vencer al ébola, muy enfadada por lo ocurrido con su can.

Teresa Romero en el hospital Carlos III. / Foto cedida por su marido

El jueves fue un día de lágrimas, rabia y tensión en el matrimonio de Teresa Romero (la primera persona contagiada de ébola en España) y su marido Javier Limón.
Pero no porque haya discusiones entre ellos o se lleven mal.
Todo lo contrario: en sus diálogos telefónicos reinan el respeto y el cariño.
 Pero ahora la voz de Teresa se eleva cuando se acuerda de su perro, Excalibur, y solo se apacigua cuando Javier le comenta las novedades del exterior.
 Ella sigue aislada en el hospital Carlos III, con la esperanza de que el último análisis sobre fluidos que se le ha hecho descarte definitivamente la presencia del ébola en su cuerpo.
¿Cómo te encuentras hoy?, le pregunta Javier a través del móvil, desde una habitación del despacho de su abogado, José María Garzón, que prepara una contundente acción judicial por las omisiones y dejaciones que pudieron determinar el contagio de Teresa.
 Y también para que se reparen los daños y perjuicios que el maldito virus ha causado al matrimonio.
—"Estoy muy cansada, me duelen los hombros", —contesta Teresa.
—"Pero eso debe ser de estar en la cama... casi sin moverte".
Teresa está muy recuperada.
 Y se le nota, y su voz cambia de tono según el tema que trate con su marido. Lo de Excalibur la exacerba.
 Se siente feliz ante la proximidad del alta médica, pero le aterra pensar en el momento de franquear la puerta de casa y ver que no estará allí Excalibur para saludarla, como hacía siempre.
"¡No quiero ninguna entrevista, lo que necesito es a mi perro...", se la escucha en voz alta al otro lado del teléfono cuando Javier le comenta el deseo de este periódico de charlar con ella.
"¡Solo quiero que me den a mi perro… ¿Qué le han hecho a mi perro esos hijos de su madre? ¡¿Por qué me lo han matado?!", se oye gritar a Teresa, llena de rabia e impotencia.

Javier Limón, que ha perdido cinco kilos este mes, se emociona escuchando a su esposa.
Su rostro también refleja dolor
. Sobre todo cuando evoca el sufrimiento que, explica, debió pasar Excalibur aquellos nefastos días, cuando a Teresa le diagnosticaron ébola en el hospital de Alcorcón, al que acudió con fiebre dejando al animal en casa, en la creencia de que regresaría, y ya con España conmocionada por la noticia.
Teresa y Javier fueron aislados en el hospital y durante dos días Excalibur estuvo solo en casa, hasta que fue sacrificado.
 Una nube negra que, de pronto, arrasó la tranquilidad del matrimonio: acercó a Teresa a la muerte y mató a Excalibur.
 Javier recuerda con gran amargura aquellos momentos. "No quiero ni pensar cómo debió sentirse aquellos días mi perro, al ver que pasaban las horas y ninguno de los dos llegábamos a casa, mientras a través de las ventanas oía ruido fuera y en la calle", recuerda Javier, llorando. "Imagino lo nervioso que debió ponerse cuando oyera a extraños echar la puerta abajo, y ver entrar a hombres encapuchados de pies a cabeza, que iban a por él…".
 Excalibur tenía 12 años, "pero estaba muy bien de salud y jamás fue agresivo con nadie: iba por la calle y él notaba que alguien le miraba a los ojos, él también lo miraba y se iba hacia él moviendo el rabo para que lo acariciara. Daba igual niños o mayores", recuerda Javier.
Teresa y su marido están muy dolidos con lo sucedido: "Había muchas opciones antes que sacrificarlo: ponerlo en cuarentena y observarlo..
. Cuando vinieron a casa a por mí, me despedí de Excalibur, y le toqué la boca, labios, los ojos, todo… y aquí estoy yo, y no me contagió nada.
¿Por qué sí iba a estarlo él?". A Teresa no se le va de la cabeza la pérdida de su perro desde que supo la noticia.
Incluso en los malos momentos preguntó por el animal, pero los médicos le retiraron el teléfono móvil para que no viese las noticias.
Javier estaba también aislado en el hospital y era una forma de escabullirse de las preguntas de su esposa sobre Excalibur.
 Sabía que le dolería mucho: por eso esperó al segundo análisis, que también dio negativo al ébola, para confesárselo. "Sí, lo han sacrificado".
 Se hizo un silencio "y los dos nos pusimos a llorar", recuerda Javier.

 

El poder de las flores----------------------------------- Javier Ocaña


Un fotograma de 'Loreak'.

“¿Por qué no puede haber una película solo sobre flores? (...).
 Yo quería madurar como guionista, quería hacer algo sencillo, enseñarle a la gente lo increíbles que son las flores”, decía con voz entrecortada y sudores fríos Charlie Kaufman, por boca de Nicolas Cage, en Adaptation (El ladrón de orquideas).
 Y, sin embargo, no lo lograba. Ante la imposible adaptación de un libro sobre flores, acudió a sí mismo, al terror del creador y, luego, a una parodia metalingüística sobre la escritura de guiones.
 Una maravilla, sí, pero no consiguió hacer su ansiada película sobre flores
. Algo que han logrado Jon Garaño y Jose Mari Goenaga en la redonda Loreak
.Una obra sobre la fuerza de las flores: sobre su poder estabilizador, y también sobre su poder desestabilizador. Suena complejo, pero es muy sencillo. Puede parecer sencillo, pero es muy complejo.
LOREAK
Dirección: Jon Garaño, Jose Mari Goenaga.
Intérpretes: Nagore Aramburu, Itziar Aizpuru, Itziar Ituño.
Género: drama. España, 2014.
Duración: 99 minutos
En la película, rodada en euskera, todo se mueve alrededor de esa energía, la de regalar un ramo, la de que te regalen un ramo, la de poner un ramo, la de cuidar el ramo: su estructura, magnífica, sus cambios en los puntos de vista, las relaciones entre personajes, el estado interior de cada uno de ellos. Dos planos con mucho aire, uno por arriba, sobre su cabeza, con la protagonista casi con el cuello cortado, otro en un autobús, con la mujer en el extremo derecho de la pantalla, muestran en el inicio del relato a un ser a la deriva
. El encuadre como metáfora técnica de un estado de opresión.
Y a partir de ahí, las relaciones cruzadas, ayudadas por la elegante puesta en escena de Garaño y Goenaga, y por la partitura de Pascal Gaigne, conforman una hermosa película repleta de sutiles paralelismos entre los personajes, como la menopausia y el deseo de tener hijos, o el concepto de la herida abierta: la de las flores, necesaria para que se mantengan vivas, y también las del cadáver en la Facultad de Medicina.
Éxito de crítica y público en el Festival de San Sebastián, éxito posterior en el Festival de Londres, supone un gran salto adelante en la filmografía de Garaño y Goenaga, notables cortometrajistas, valientes debutantes en el largometraje con 80 egunean (2010). Loreak, una película sobre flores.
 A Charlie Kaufman le encantaría.

El PP presiona a Rajoy para que inicie una purga y frene el desgaste electoral.................................................Carlos E. Cué

El Gobierno y el PP se sienten en un agujero electoral al que nadie le ve de momento la salida, según admiten varios de sus dirigentes en privado.
 La sucesión de escándalos que afectan directamente al partido tiene conmocionados especialmente a los alcaldes y dirigentes territoriales, los primeros que se van a enfrentar a unas elecciones. “Se lo estamos dando todo hecho a Podemos”, resumió la expresidenta madrileña Esperanza Aguirre.
En ese ambiente, diversos dirigentes están trasladando a la cúpula y a Mariano Rajoy que tiene que limpiar el partido y frenar la sangría, según varios de los consultados.
Una de las cabezas que más se reclama, sobre todo entre los más fieles a Rajoy, es precisamente la de Aguirre.
Madrid es el epicentro del último escándalo y muchos reclaman al presidente que entre en tromba en esta comunidad para cambiar radicalmente y quitar tanto a Aguirre como a su sucesor, Ignacio González, buscar nuevas caras y renovar el partido por completo.
 Pero Rajoy, como respuesta a ese ambiente interno, decidió apoyar a la presidenta del PP madrileño, que pese a estar muy tocada aún no se descarta entre las posibles candidatas a la alcaldía de Madrid. “Esperanza Aguirre se equivocó como yo y como todos los que estamos aquí.
Yo tengo que ser justo; ¿o es que hay alguien que no se ha equivocado alguna vez en su vida? Y tengo que ser equilibrado
. Aguirre es un activo muy importante del partido y cuenta con mi apoyo”, dijo ayer en su rueda de prensa con la presidenta chilena, Michelle Bachelet.

Rajoy no hace nada por lo vago que es y espera que se solucione   pero sin hacer nada para ello
.
El propio González aseguró que él “no va a ser cabeza de turco” y afirmó que la idea de que Rajoy podría estudiar la posibilidad de tomar el control en Madrid a través de una gestora son “rumores y especulaciones”.
 Aguirre también descartó su propia dimisión al frente del partido en esa comunidad:
“No voy a abandonar el barco cuando parece que se hunde”. Fue precisamente Aguirre la que, en una entrevista en Onda Cero, abrió ayer incluso las especulaciones sobre la posibilidad de que Rajoy no repita como candidato en 2015.
Diputados veteranos señalan que esa sería una solución para la situación de deterioro de imagen del PP, dar paso a una nueva generación, pero todos los consultados creen que eso solo sucederá tras las elecciones generales si Rajoy pierde
. Creen que él en ningún caso se va a plantear la posibilidad de dejarlo tras una sola legislatura. Insisten en que el presidente confía en que la recuperación económica, el paso del tiempo e incluso el miedo a Podemos hagan que los votantes tradicionales del PP, ahora en la abstención, vuelvan a apoyarle.
Varios barones autonómicos, que reclamaron medidas contundentes, apoyaron la continuidad de Rajoy como candidato.
“El candidato del PP a las siguientes elecciones es sin duda el presidente Rajoy.
 No hay dudas al respecto”, aseguró el gallego Alberto Núñez Feijóo.
 El valenciano Alberto Fabra también contestó a Aguirre —quien se había limitado a decir “vamos a ver qué se plantea, no avancemos las cosas”, cuando se le preguntó si creía que Rajoy debía repetir— y dijo que el mandatario es “la persona adecuada para seguir al frente del Gobierno de España”.
Precisamente a la Comunidad Valenciana miran también los dirigentes que piden a Rajoy más contundencia. El lunes, el Rey visitará Alicante y el martes lo hará el presidente, ambos para participar en el Congreso de la Empresa Familiar. Ambos se encuentran con el problema de que quieren evitar la fotografía con la alcaldesa, Sonia Castedo, imputada por corrupción.
Es probable que logren convencerla de que no se acerque, pero el PP exige a Rajoy que haga algo para que Castedo deje ya la alcaldía y, si no, que le monte una moción de censura.
 La dirección aprieta a Fabra para que lo consiga, pero el riesgo de ruptura del grupo municipal les ha impedido moverse hasta ahora. El nuevo ambiente recrudece la presión.
Estos dirigentes, que aseguran que este asunto de la reacción ante la corrupción es el único tema de conversación en el PP estos días, también miran a la calle Génova.
 La cúpula aún no ha dado una sola explicación sobre el supuesto pago con dinero negro de al menos 1,7 millones de euros.
 En privado, los dirigentes se lanzan contra el juez Ruz, al que ven con animadversión hacia el PP, pero también exigen que el partido explique de una vez qué ha pasado con la caja b y la sede y se asuman responsabilidades “caiga quien caiga”.
Rajoy matizó ayer su discurso del día anterior en el Congreso y ya no dijo que “todas las personas” implicadas en escándalos estaban fuera del partido, sino “la gran mayoría”.
 Algunos de estos dirigentes reclaman que se haga algo también con el exsecretario general Ángel Acebes, imputado por la caja b y también por el caso Bankia.
Y no solo en el partido, apuntan, sino también en Iberdrola, de cuyo consejo consideran que es miembro por pertenecer al PP.
 También reclaman más contundencia con Rodrigo Rato, que está igualmente en el Banco Santander y en Telefónica. La cúpula contesta que Rajoy está haciendo todo lo que puede y que la clave radica en las leyes anticorrupción que el PP va a aprobar ahora en solitario.
Los más fieles a Rajoy insisten en que debe salir a la ofensiva, contar todo lo que ha hecho y va a hacer contra la corrupción y no dejar más espacio a Podemos.
“La conducta de unos pocos no puede convertirse en una enmienda a la totalidad del sistema”, señaló José Manuel Soria, ministro de Industria y muy cercano al presidente, en un mensaje muy repetido en la cúpula.

30 oct. 2014

El hombre que enamoró (y enemistó) a Yves Saint Laurent y Karl Lagerfeld........................Leticia García

El estreno de los dos 'biopics' sobre Yves Saint Laurent rescata del olvido la controvertida figura de Jacques des Bascher.

cover
Louis Garrel interpreta a Jacques de Bascher.

“Se dice que fue mi novio, pero no es cierto
. Era la persona más divertida y más distinta a mí que he conocido. Salvaje, chic y divertido
. Tenía todos los defectos y todas las cualidades.
 Para mí era divino, pero otros lo encontraban diabólico”
. Esta es una de las poquísimas veces que Karl Lagerfeld ha hablado de Jacques de Bascher tras su muerte.
 Lo hizo en una extensa entrevista concedida a Eugenia de la Torriente en 2009, treinta años después de que de Bascher falleciera a causa del Sida.
Cuentan que el director creativo de Chanel empezó a ocultarse tras sus ya míticas gafas de sol después de aquello.
También fue la época en la que empezó a descuidar su dieta espartana y a enfundarse en trajes de Yohji Yamamoto para ocultar su exceso de peso.
 Sólo tres décadas más tarde se atrevió a hablar, aunque siempre escuetamente, de la persona que más le ha marcado personal y profesionalmente.
Después llegaría el documental Lagerfeld se dibuja en 2013 donde, entre bocetos, el diseñador recuerda su trayectoria y no puede esquivar la importancia que de Bascher tuvo en ella.
 Le considera “el francés más elegante que ha conocido en su vida” y recuerda la primera que lo vio, con bermudas tirolesas, vestido de forma tan extravagante como fascinante.
Y finalmente la exposición La gloria del agua, la muestra que el pasado verano inauguraba Fendi (la otra casa para la que diseña el alemán) y que, además de exhibir las decenas de instantáneas que el diseñador había realizado en Roma, mostraba al público por primera vez un fashion film que de Bascher había realizado para la marca en 1977.
Aunque sus excesos, sus estilismos copiados de la aristocracia de fin de siglo y su lengua viperina eran encumbrados en el París de los 70, la figura de Jacques de Bascher, quizá por expreso deseo de Lagerfeld, fue cayendo poco a poco en el olvido
. Hasta la fecha. Porque no solo marcó la vida del siempre esquivo y misterioso Lagerfeld, también mantuvo un autodestructivo romance con Yves Saint Laurent.
Y ahora es una pieza clave en los dos biopics que acaban de estrenarse sobre el modisto argelino
Pese a que ambas cintas poseen enfoques muy distintos, el personaje de Jacques de Bascher aparece retratado (con más o menos profundidad) como el causante del descenso a los infiernos de Yves Saint Laurent y el desencadenante de la enemistad entre los que quizá sean los dos creadores de moda más importantes de la segunda mitad del siglo XX.
 Hoy muchos, tras ver las películas, se preguntarán de dónde ha salido esta misteriosa e influyente figura.
saint laurent
Gaspard Ulliel hace de Saint Laurent.
Probablemente lo último que hubiera querido Jacques de Bascher fuera caer en el olvido.
 Desde que llegó al centro de París procedente de Neuilly con veintidós años, todos sus esfuerzos se centraron en ser el foco de atención, el niño mimado de esa minoría

elitista y hedonista que entonces dominaba la moda francesa. Lo consiguió.

 Pero ni al tándem Saint Laurent- Bergé le interesaba dar publicidad al artífice de una de sus mayores crisis ni a Lagerfeld, que en vida se dejaba retratar orgulloso junto a él, le apetecía recordarle en público tras su muerte.

De hecho, el alemán demandó a Alicia Drake, autora del libro The beautiful fall, por narrar hechos supuestamente falsos y pidió la retirada del mismo.
 El libro relata las vidas de ambos diseñadores de forma novelada y a través de cientos de entrevistas a los testigos de la época.
 De temperamentos opuestos, amigos en sus inicios y enemigos en el cénit de sus respectivas carreras, Drake entrelaza sus trayectorias e intenta responder a muchas de las sombras que rodean a ambos personajes.
 Obviamente, de Bascher juega un papel básico en la trama.
 Y este texto es, a día de hoy, el único perfil detallado que encontramos de este joven dandi.
Porque si hay un concepto que defina a de Bascher es el de dandismo.
 Entendido, además, en su sentido más estricto.
 Si de joven se dejó fascinar (y seducir) por un profesor que lo llevaba de viaje a Londres y le hacía visitar los escenarios vitales de Oscar Wilde, con veinte años cambió su gabardina y sus jerseys de pico por pantalones tiroleses, blusas de seda y chaquetas floreadas, comenzó a leer a Huysmans y a Montesquieu, a expresarse con lenguaje rimbombante y anacrónico y se mudó a París dispuesto a ejercer de muso y de alma de todas las fiestas.
 Como cualquier dandi de los siglos XVIII y XIX nunca quiso trabajar, sino vivir consagrado al hedonismo y al culto a la belleza
 . Procedía de una familia de provincias relacionada con la baja aristocracia pero se inventó un pasado que lo unía a la nobleza más poderosa y se hizo cambiar su segundo apellido, Petit, por Beaumarchais.
Lagerfeld, acostumbrado a ser 'el alemán' en un mundo altamente chauvinista, también solía reinventar su pasado
. Fue niño prodigio, hijo de aristócratas y vástago de una familia dedicada a las bellas artes
. Quizá fuera aquella necesidad de reescribir su historia lo que le unió a de Bascher
. Aquel joven representaba, además, todo lo que el diseñador no poseía: apellidos ilustres, una extravagancia estética que era vista como la quintaesencia de la sofisticación y ese estilo de vida excesivo que él, adicto al trabajo, admiraba desde la distancia.

des bascher 
Jacques des Bascher fue retratado por David Hockney en 1974. Su retrato sirvió para anunciar la exposición parisina del artista

  Según cuenta Drake, se conocieron en Le Sept, el club de moda del París de la época, y al día siguiente De Bascher ya viajaba a la casa de verano que Lagerfeld había alquilado en Saint Tropez. Era 1973, y no se separaron durante más de quince años.
 En esa década y media Lagerfeld cambió de estilo, de trabajo y de amigos, pero Des Bascher siempre estuvo ahí, viendo cómo el diseñador se encaprichaba de Anna Piaggi, de Antonio López o de Pat Cleveland y cómo, con el tiempo, iba alejándose de ellos.
El fastuoso tren de vida de de Bascher corría a cuenta de Lagerfeld.
 Vivía en un histórico apartamento en Saint Sulpice cuya renta pagaba el diseñador, se paseaba en Rolls Royce por el pequeño pueblo de la Bretaña donde Lagerfeld poseía un castillo y montaba las fiestas más escandalosas y excesivas de París con cargo a su cuenta
. Nunca se supo qué les unía, y si al principio se hablaba de ellos como pareja, en sus últimos años de relación se consideraba que su unión era similar a la de un padre y su hijo.
 Pero no se separaron, aunque Lagerfeld se hiciera cada vez más importante dentro de la industria y
desbascher
Sus extravagancias en materia de estilo encandilaron al París de la época
de Bascher fuera encadenando escándalos cada vez más sonados.


El hombre que enamoró (y enemistó) a Yves Saint Laurent y Karl Lagerfeld

El estreno de los dos 'biopics' sobre Yves Saint Laurent rescata del olvido la controvertida figura de Jacques des Bascher

cover
Louis Garrel interpreta a Jacques de Bascher.
“Se dice que fue mi novio, pero no es cierto. Era la persona más divertida y más distinta a mí que he conocido. Salvaje, chic y divertido. Tenía todos los defectos y todas las cualidades. Para mí era divino, pero otros lo encontraban diabólico”. Esta es una de las poquísimas veces que Karl Lagerfeld ha hablado de Jacques de Bascher tras su muerte. Lo hizo en una extensa entrevista concedida a Eugenia de la Torriente en 2009, treinta años después de que de Bascher falleciera a causa del Sida.
Cuentan que el director creativo de Chanel empezó a ocultarse tras sus ya míticas gafas de sol después de aquello. También fue la época en la que empezó a descuidar su dieta espartana y a enfundarse en trajes de Yohji Yamamoto para ocultar su exceso de peso. Sólo tres décadas más tarde se atrevió a hablar, aunque siempre escuetamente, de la persona que más le ha marcado personal y profesionalmente.
Después llegaría el documental Lagerfeld se dibuja en 2013 donde, entre bocetos, el diseñador recuerda su trayectoria y no puede esquivar la importancia que de Bascher tuvo en ella. Le considera “el francés más elegante que ha conocido en su vida” y recuerda la primera que lo vio, con bermudas tirolesas, vestido de forma tan extravagante como fascinante.
Y finalmente la exposición La gloria del agua, la muestra que el pasado verano inauguraba Fendi (la otra casa para la que diseña el alemán) y que, además de exhibir las decenas de instantáneas que el diseñador había realizado en Roma, mostraba al público por primera vez un fashion film que de Bascher había realizado para la marca en 1977.
Aunque sus excesos, sus estilismos copiados de la aristocracia de fin de siglo y su lengua viperina eran encumbrados en el París de los 70, la figura de Jacques de Bascher, quizá por expreso deseo de Lagerfeld, fue cayendo poco a poco en el olvido. Hasta la fecha. Porque no solo marcó la vida del siempre esquivo y misterioso Lagerfeld, también mantuvo un autodestructivo romance con Yves Saint Laurent. Y ahora es una pieza clave en los dos biopics que acaban de estrenarse sobre el modisto argelino
Pese a que ambas cintas poseen enfoques muy distintos, el personaje de Jacques de Bascher aparece retratado (con más o menos profundidad) como el causante del descenso a los infiernos de Yves Saint Laurent y el desencadenante de la enemistad entre los que quizá sean los dos creadores de moda más importantes de la segunda mitad del siglo XX. Hoy muchos, tras ver las películas, se preguntarán de dónde ha salido esta misteriosa e influyente figura.
saint laurent
Gaspard Ulliel hace de Saint Laurent.
Probablemente lo último que hubiera querido Jacques de Bascher fuera caer en el olvido. Desde que llegó al centro de París procedente de Neuilly con veintidós años, todos sus esfuerzos se centraron en ser el foco de atención, el niño mimado de esa minoría elitista y hedonista que entonces dominaba la moda francesa. Lo consiguió. Pero ni al tándem Saint Laurent- Bergé le interesaba dar publicidad al artífice de una de sus mayores crisis ni a Lagerfeld, que en vida se dejaba retratar orgulloso junto a él, le apetecía recordarle en público tras su muerte.
De hecho, el alemán demandó a Alicia Drake, autora del libro The beautiful fall, por narrar hechos supuestamente falsos y pidió la retirada del mismo. El libro relata las vidas de ambos diseñadores de forma novelada y a través de cientos de entrevistas a los testigos de la época. De temperamentos opuestos, amigos en sus inicios y enemigos en el cénit de sus respectivas carreras, Drake entrelaza sus trayectorias e intenta responder a muchas de las sombras que rodean a ambos personajes. Obviamente, de Bascher juega un papel básico en la trama. Y este texto es, a día de hoy, el único perfil detallado que encontramos de este joven dandi.
Porque si hay un concepto que defina a de Bascher es el de dandismo. Entendido, además, en su sentido más estricto. Si de joven se dejó fascinar (y seducir) por un profesor que lo llevaba de viaje a Londres y le hacía visitar los escenarios vitales de Oscar Wilde, con veinte años cambió su gabardina y sus jerseys de pico por pantalones tiroleses, blusas de seda y chaquetas floreadas, comenzó a leer a Huysmans y a Montesquieu, a expresarse con lenguaje rimbombante y anacrónico y se mudó a París dispuesto a ejercer de muso y de alma de todas las fiestas. Como cualquier dandi de los siglos XVIII y XIX nunca quiso trabajar, sino vivir consagrado al hedonismo y al culto a la belleza. Procedía de una familia de provincias relacionada con la baja aristocracia pero se inventó un pasado que lo unía a la nobleza más poderosa y se hizo cambiar su segundo apellido, Petit, por Beaumarchais.
Lagerfeld, acostumbrado a ser 'el alemán' en un mundo altamente chauvinista, también solía reinventar su pasado. Fue niño prodigio, hijo de aristócratas y vástago de una familia dedicada a las bellas artes. Quizá fuera aquella necesidad de reescribir su historia lo que le unió a de Bascher. Aquel joven representaba, además, todo lo que el diseñador no poseía: apellidos ilustres, una extravagancia estética que era vista como la quintaesencia de la sofisticación y ese estilo de vida excesivo que él, adicto al trabajo, admiraba desde la distancia.
des bascher
Jacques des Bascher fue retratado por David Hockney en 1974. Su retrato sirvió para anunciar la exposición parisina del artista
Según cuenta Drake, se conocieron en Le Sept, el club de moda del París de la época, y al día siguiente De Bascher ya viajaba a la casa de verano que Lagerfeld había alquilado en Saint Tropez. Era 1973, y no se separaron durante más de quince años. En esa década y media Lagerfeld cambió de estilo, de trabajo y de amigos, pero Des Bascher siempre estuvo ahí, viendo cómo el diseñador se encaprichaba de Anna Piaggi, de Antonio López o de Pat Cleveland y cómo, con el tiempo, iba alejándose de ellos.
El fastuoso tren de vida de de Bascher corría a cuenta de Lagerfeld. Vivía en un histórico apartamento en Saint Sulpice cuya renta pagaba el diseñador, se paseaba en Rolls Royce por el pequeño pueblo de la Bretaña donde Lagerfeld poseía un castillo y montaba las fiestas más escandalosas y excesivas de París con cargo a su cuenta. Nunca se supo qué les unía, y si al principio se hablaba de ellos como pareja, en sus últimos años de relación se consideraba que su unión era similar a la de un padre y su hijo. Pero no se separaron, aunque Lagerfeld se hiciera cada vez más importante dentro de la industria y de Bascher fuera encadenando escándalos cada vez más sonados.
desbascher
Sus extravagancias en materia de estilo encandilaron al París de la época
Probablemente Lagerfeld no se sorprendiera al saber que Yves Saint Laurent y su fiel pandilla de modelos y artistas acudiría a su fiesta de cumpleaños, pese a que ambos grupos apenas se mezclaran en cenas y eventos (y la prensa se encargara de remarcar continuamente su rivalidad).
 Tampoco debió causarle mucha impresión ver a de Bascher sentado en la primera fila de un desfile de Costura de Saint Laurent
. Casi todos sabían que Yves y él mantenían una relación
. Lo que pocos intuyeron es que, a diferencia del resto de amantes del argelino, de Bascher iba a obsesionar al modisto durante tres años
. Si Yves ya había sufrido varias crisis depresivas y caminaba siempre en la cuerda floja, él le iba a hacer reencontrarse con las drogas, el alcohol y las pastillas.
Saint Laurent se sumergió en la peor de sus crisis personales y Pierre Bergé decidió marcharse de casa.
 Años después, Bergé no soportaba tenerle cerca.
 Si se cruzaba con él, le llamaba gigoló, pedía que lo echaran del local y desacreditaba (siempre de forma implícita) la labor de Lagerfeld.
Curiosamente, en sus años más oscuros junto a de Bascher, Saint Laurent firmó algunas de sus mejores colecciones: perfeccionó y reformuló su esmoquin, jugó con las transparencias, se adentró de lleno en el Orientalismo y culminó su exploración creativa con una colección dedicada a La Ópera y los Ballets Rusos en 1976, que esbozó prácticamente desde la camilla del hospital.
Pero sin duda la mejor parte del espíritu inspirador de de Bascher se la llevó Lagerfeld: comenzó a vestirse de forma extravagante, a llenar sus entrevistas de frases lapidarias y, correlativamente, a crear frenéticamente colecciones que le hicieron ganarse el liderazgo en Chloé, en Fendi y finalmente la dirección creativa de Chanel.
 Lagerfeld, que siempre ha trabajado de forma espartana, vivía su vida a través de su protegido
 . Mientras uno organizaba fiestas que parecían salidas de la Belle Époque, se dejaba retratar por David Hockney y, como buen dandi, respondía siempre de forma insolente y aparatosa a cualquier personaje de la élite parisina, el otro traducía dichas vivencias en bocetos, fotografías y vestidos.
 De Bascher se jactaba de no trabajar, de vivir exclusivamente dedicado al placer y la estética y Lagerfeld se enorgullecía de tener a su lado un personaje que alimentaba sus exigencias creativas
. Si hoy la prensa especializada lo apoda 'el Káiser' es porque de Bascher, fascinado por el modo en que el diseñador era capaz de imponer las tendencias, comenzó a llamarle de esa forma.

des bascher 
 
Cuenta Drake en The Beautiful Fall que Renaud, uno de los pocos amigos que de Bascher mantenía de su infancia, recibía cada año una postal navideña con su retrato
. Cada enero, Lagerfeld bocetaba a su muso de una forma distinta.
 En la Navidad de 1989 recibió uno de los dibujos más bellos.
Bajo el retrato, el diseñador escribía la frase “Jacques de Bascher visto por Karl Lagerfeld”. En aquel momento, su salud ya estaba devastada por el Sida.
 Moriría poco tiempo después.
La mitad de sus cenizas descansan en su casa familiar y la otra mitad junto a la madre del diseñador.
Nunca se supo qué fue lo que mantuvo unidos tanto tiempo a dos personajes tan volátiles y caprichosos, tampoco se sabe con claridad por qué este joven francés de aspecto extravagante fascinó a buena parte de los que escribieron la moda del último siglo XX
. Lo que sí puede decirse con bastante rotundidad es que Jacques de Bascher, además de ser el último dandy real de la historia, fue el primer muso masculino conocido en la industria.
 

 

Loulou de la Falaise, la musa más creativa de la historia.............................................................Leticia García

Tres años después de su muerte, la que fuera mano derecha de Yves Saint Laurent por fin tiene su propia monografía.

 

loulou
Loulou de la Falaise se dio a concoer como modelo y erminó siendo la diseñadora de accesorios de Yves Saint Laurent durante tres décadas
El chic, esa palabra que se repite sin cesar y que, sin embargo, es imposible definir.
 Un concepto esencialmente francés que se aplica a las mujeres que no son meramente sofisticadas, elegantes u originales. Sobre el chic siempre planea ese algo más que se reconoce cuando se ve pero no puede describirse.
Sin embargo, para explicar qué es el chic, basta con mostrar una fotografía de Loulou de la Falaise en cualquier etapa de su vida, de los veinte a los sesenta, con cualquier vestido y fotografiada por cualquier maestro, de Helmut Newton a Peter Lindbergh.
 Ahora la editorial Rizzoli le dedica su primera monografía, cuajada de fotos y de testimonios. Porque Loulou era más, muchísimo más que una mujer chic o una celebridad de los años 70.
Siempre asociamos a las grandes musas que inspiraron e inspiran a los creadores franceses con la sobriedad, el gesto serio, la pose imponente
. Pero lo cierto es muy complicado encontrar una imagen de Loulou en la que no aparezca sonriente y accesible.
Tal vez se deba a que no era francesa, sino británica, y una de sus grandes aportaciones fue la de llevar a París toda la diversión que se respiraba en los años 60 londinenses y toda la transgresión y el hedonismo del Nueva York de Halston y Warhol (vivió allí antes de trasladarse a la capital francesa).
Tampoco era una musa, al menos en sentido estricto. 
 “Para mí una musa llega para tomar té con pastas y charlar, muestra su inteligencia, después se va a una fiesta. No la veo trabajando tan duro como yo.
Pero ahora Yves Saint Laurent es parte de la historia, y ha hecho que yo forme parte de ella también, así que al final no es tan malo haber sido una musa”, confesaba en una de sus últimas entrevistas.

LouLou

Foto: Corbis
Loulou inspiraba, pero también creaba sin cesar.
 Revolucionaba el imaginario creativo de los diseñadores a los que se acercaba y acaba siendo parte activa en el cambio
. Fue modelo durante décadas y a la vez editora de la revista Harpers&Queen; durante su estancia en Nueva York se convirtió en la chica que todos los diseñadores querían tener en sus fiestas y, mientras tanto, diseñaba los estampados del mítico Halston
. Esa necesidad de estar a medio camino entre la inspiración y la creación le vino de su madre, Maxime de la Falaise, que posó para Avedon y fue musa de Warhol pero también diseñaba las prendas de Chloé
. Aunque se podría decir que, en este sentido, Loulou superó a su progenitora.
Si había un grupo de mujeres que encarnara en el París de los 70 el espíritu de eso que hoy llamamos it girls, fueron, sin ninguna duda, las que pertenecían al círculo íntimo de Yves Saint Laurent. Muchas iban y venían, pero el modisto argelino no daba un paso si no era del brazo de Betty Catroux y Loulou de la Falaise
. La primera, asombrosamente parecida a la cantante Nico, encarnaba una belleza fría, de rasgos andróginos y actitud distante
. La segunda podría haber sido la chica de al lado, si no fuera porque con dos trozos de tela y un vestido de mercadillo hacía que todos se giraran a su paso.
“Sólo teníamos trapos, pero Loulou era capaz de hacerlos pasar por algo rico y completamente nuevo”, solía decir su madre.
 Su llegada a París a finales de los 60 significó el desencorsetamiento de los códigos que regían la moda de entonces.
 Ella era el vivo ejemplo de que la sofisticación no lo era todo, de que la elegancia no tenía por qué buscarse únicamente en vestidos de costura y trajes de chaqueta.
Durante toda su vida, llevó turbantes, túnicas floreadas y chaquetas de noche durante el día, indumentaria masculina, pantalones harem mezclados con piezas de Alta Costura, kaftanes y chaquetas de esmoquin.
 Y todo en ella parecía asombrosamente natural. Con Loulou de la Falaise, Yves Saint Laurent aprendió que la moda también podía ser divertida.

LouLou
En el desfile Primavera-Verano 1992 de Saint Laurent
Foto: Corbi

 Se quedó fascinado cuando la conoció en 1968 durante una fiesta en casa del diseñador Fernando Sánchez.
 Le rompió los esquemas. Estaba por encima de las tendencias y los códigos
. Era completamente distinta, increíblemente actual. Se hicieron amigos. Loulou fue una de las causantes de que Yves Saint Laurent se enamorara de Marruecos, comenzara a fascinarse por la indumentaria africana y, por encima de todo, ella fue la que le hizo darse cuenta de que la moda de su tiempo no se alojaba únicamente en los talleres, también se respiraba en las calles.
 Loulou fue la que hizo que Saint Laurent diera el paso al pret-à-porter y fundara su línea Rive Gauche.
Por eso el diseñador supo que no sería suficiente con tenerla como musa, no bastaba con enviarle ropa e invitarla a sus fiestas, necesitaba que tomara parte activa en su marca
. Entró a trabajar como diseñadora de accesorios en la maison Saint Laurent a principios de los setenta y no dejó el estudio del modisto hasta la retirada de este en 2002.
Cuentan que ella fue la impulsora de algunos de los grandes hitos de la firma, como aquella colección inspirada en la Opera y los Ballets rusos-
 Cuentan también que su presencia equilibraba los altibajos psicológicos del diseñador.
 Ella estaba allí cuando él sufría crisis depresivas y creativas, cuando la propia empresa parecía tambalearse.
En 1977, çse casó en segundas nupcias con Thadée Klossowsky, hijo del pintor Balthus y también miembro de la pandilla Saint Laurent (de hecho, Klossowsky salía antes con Clara Saint, jefa de prensa de la marca).
 La boda, pagada por el diseñador, fue el acontecimiento del año.
 Ni siquiera  faltó Karl Lagerfeld, que por entonces no mantenía una buena relación con el clan del modisto. Loulou vistió un traje blanco de inspiración árabe, turbante incluído
. Tras la fiesta, ella y Klossowsky se convirtieron en la pareja más adorada de París.


boda
El día de su boda, en 1977

 Tras la retirada de Yves, Loulou creó su propia firma homónima.
 Abrió dos tiendas en París y comenzó a exportarlos sus accesorios a las tiendas más famosas de Londres o Nueva York.
Pasó sus últimos años de vida diseñando accesorios para Oscar de la Renta
. Nunca dejó de crear. Tampoco de vestirse de esa forma tan personal y arriesgada.
 Murió en su casa en 2011 a los 63 años, víctima de un cáncer, pero su legado sigue marcando la pauta de las grandes figuras de la industria.
 En la monografía que acaba de publicarse, no falta un solo nombre importante: de Diane Von Furstenberg a Paloma Picasso, de Grace Jones a Grace Coddington, de Marianne Faithfull a Ines de la Fressange
. Es esta última la que apunta una de las claves que convirtieron a Loulou en protagonista.
 Trajo frescura a un mundo conservador, reinventó los códigos de una de las firmas de moda más importantes del mundo, reescribió la definición de elegancia y, además, terminó con la barrera estética entre géneros: “Sorprendentemente, encarnó el chic siendo una tomboy.
 Tenía los hombros anchos, una forma muy peculiar de moverse al caminar y una actitud tan urbana que te hacía darte cuenta de que podía hablar con todo el mundo”.
Una gran dama que nunca quiso distancias, una diseñadora que prefirió permanecer en la sombra y una musa que siempre sonreía.
 Esa es la definición del chic.

Despecho, celos, venganza... y libros.....................................................................Winston Manrique Sabogal

Escritores, filósofos y especialistas abordan las causas y los efectos del tema del combate amoroso en la literatura. Varias obras coinciden en la mesa de novedades.

Ilustración de Fernando Vicente.

Nadie escapa a su tentación.
 La venganza por despecho amoroso anida en algún rincón del corazón enmascarada de alivio al dolor.
 Tres libros recientes dan fe: Gracias por este momento (Maeva), de Valérie Trierweiler, es el testimonio-castigo de la expareja del presidente francés, Francois Hollande; Palais de Justice (Galaxia Gutenberg), de José Ángel Valente, desvela pasajes privados de la vida del poeta; y Así empieza lo malo (Alfaguara), de Javier Marías, ejemplo de motivo esencial en una ficción.
La venganza en la literatura procede de dos estirpes: la primera como elemento inspirador y artístico, para iluminar zonas oscuras de la condición humana, y la otra, espuria, para saldar cuentas.
Según escritores, filósofos y especialistas, recurrir a la literatura como arma de despecho no suele dejar como resultado un buen libro, sí es, en cambio, un territorio fértil para, a partir de ahí, crear buenas obras.
 Es la prueba de que la venganza no es un plato que se sirve frío sino hirviendo.
La literatura, afirma Rosa Montero, “aspira a encontrar el sentido del mundo, el sentido de la vida, el sentido del dolor; no puedes reducir esa búsqueda inmensa y esencial a la sucia, ridícula y, a menudo, mentecata pequeñez de una venganza amorosa”.
Nadie escapa a su tentación.
Ese rastro de llanto encolerizado de despecho está en la literatura, desde los clásicos griegos y romanos, la Biblia y Las mil y una noches, hasta El último encuentro, de Sándor Márai, y El túnel, de Ernesto Sábato; pasando por Otelo, de Shakespeare; o Cumbres borrascosas, de Emily Brönte.
De la estirpe más espuria procede uno de los libros más sonados en Francia esta temporada: Gracias por este momento, recién editado en España.
 Ahí, Trierweiler intenta cumplir su promesa a Hollande: “Te destruiré”, luego de que este le confesara su infidelidad.
Ya en 2008 Francia había vivido un episodio parecido cuando Jean-Paul Enthoven publicó Lo mejor que tuvimos: él tenía un hijo llamado Raphael cuando se hizo amante de Carla Bruni.
 Más tarde ella lo abandono para irse con Raphael, con quien tuvo un hijo antes de convertirse en la esposa de Nicolas Sarkozy.
Uno de los casos más parecidos al libro de Trierweiler, guardadas todas las distancias literarias, lo firmó Oscar Wilde en De profundis.
  Cuando el autor inglés estuvo en la cárcel se sintó traicionado por su amante, Lord Alfred Douglas, y en 1897 le escribió una carta.
 Un breve texto que nace del amor pero donde le recuerda el infortunio que le trajo y le reprocha ciertos comportamientos.

Despechos muy literarios

Medea y Fedra, de Eurípides.
Las mil y una noches, Anónimo
Otelo, de William Shakespeare
Memorias de Leticia Valle, de Rosa Chacel.
Las amistades peligrosas, Choderlos de Laclos.
Cumbres borrascosas, de Emily Brönte.
El túnel, de Ernesto Sábato.
El último encuentro, de Sándor Márai
Arráncame la vida, de Ángeles Mastretta.
De profundis, de Oscar Wilde.
El gobierno de las emociones, de Victoria Camps.
Por qué duele el amor, de Eva Illouz.
La batalla de las cerezas. Mi historia de amor con Hannah Arendt, de Günther Anders.
La paradoja del amor, de Pascal Brukner.
Amo, luego existo. Los filósofos y el amor, de Manuel Cruz.
Las experiencias del deseo. Eros y misos, de Jesús Ferrero.
Nada más infructuoso que la venganza, advierte el narrador y poeta Darío Jaramillo.
 Lo que enseña la literatura clásica, asegura, “es que el vengador siempre está equivocado en los hechos que dan origen al acto vengativo.
 A lo mejor porque el amor loco distorsiona la percepción y hace ver cosas que no ocurrieron”. Además de infructuosa, Jaramillo contradice la opinión de que la venganza es placentera, porque, “encima el vengador puede terminar derrotado por la culpa”.
Nadie escapa a su tentación.
 Otra cosa es que el desarrollo de la civilización contenga a los individuos. ¿Y desde dónde viene o dónde nace esa pulsión?
Desde la misma infancia la persona ya está familiarizada con la dialéctica de la venganza y sus estrategias, en general, cuenta Jesús Ferrero, en Las experiencias del deseo. Eros y misos (Premio Anagrama de Ensayo 2009)
. Cuando en una obra literaria se detecta al vengador, dice Ferrero, “pronto nos identificamos con él, como si sospecháramos que el deleite que nos depara su venganza va a ser superior a cualquier otro placer literario.
 Por más que la moral ponga reparos a semejante proceder, casi siempre estamos en disposición de enamorarnos del vengador y de disfrutar de su venganza, como viene a decir Fernando Savater en La infancia recuperada”.
Es el envés del gran sentimiento anhelado y buscado: el amor.
“Si aceptamos que la relación amorosa es la gran apuesta intersubjetiva del ser humano se entenderá que el fracaso de aquella pueda ser vivida por sus protagonistas como la mayor de las derrotas”, reflexiona el filósofo Manuel Cruz, autor de Amo, luego existo.
 Los filósofos y el amor (Premio Espasa de Ensayo 2010). La razón estaría en que en el amor más intenso la gente se pone en manos del otro:
“Alcanzamos el grado máximo de la vulnerabilidad: Por eso nada nos daña tanto como su desprecio o su rechazo”.
La venganza queda así en la órbita errática del despecho como un elemento fértil para el escritor.
 La poeta Clara Janés asegura que a ella todo le interesa pero para convertirlo en arte, en literatura. Todos los sentimientos le sirven de aprendizaje y de ejercicio, si logra crear “intensidad, belleza, profundidad y buena escritura”.
 Ahora bien, detesta todo culebrón.
 Desde adolescente le interesan seres como Medea y Fedra.
Arquetipos del mundo antiguo donde la mujer casada, recuerda el especialista Carlos García Gual, vivía sometida al marido, y en caso de traición o abandono debía resignarse, recobrando su dote en algún caso
. Pero el mito y la tragedia ilustraron a dos damas muy vengativas: Medea y Clitemnestra.
Venganza o despecho que, tal vez, afirma Cruz, sean estrategias de supervivencia por parte de quien se ve abandonado.
 “Porque, en efecto, no tiene sentido culpar o responsabilizar a quien ha dejado de querernos: ¿qué otra cosa podría hacer, si le queda un resto de amor, que decirnos la verdad?
Pero asumir esto nos llevaría o a aceptar que la relación amorosa no responde a la lógica del intercambio (el llamado ‘absurdo’ del amor) o a asumir nosotros mismos la carga del fracaso, y casi con toda seguridad eso incrementara hasta lo insoportable el dolor (porque no podríamos evitar pensar: ¿cómo pudimos dejar escapar a alguien en quien nos iba la vida?)”.
Nadie escapa a su tentación.
 Ni a creer que la venganza es un plato que se sirve frío, pero que Ferrero desmiente:
“Más parece un plato que se come hirviendo, que acelera las emociones y los latidos del corazón y crea continuos chisporroteos en la mente”.
¿Quién escapa a su zumbido?
Aunque, a veces, sean latidos convertidos en versos, como los de Darío Jaramillo, en su poema Venganza:
  “Ahora tú, vuelta poema, / encasillada en versos que te nombran, / la hermosa, la innombrable, luminosa, / ahora tú, vuelta poema, / tu cuerpo, resplandor, / escarcha, desecho de palabra, / poema apenas tu cuerpo / prisionero en el poema, / vuelto versos que se leen en la sala, / tu cuerpo que es pasado / y es este poema / esta pobre venganza”.

 

La Capilla Sixtina renace con una nueva luz.................................................................. Pablo Ordaz

La impresión, tras tres años de trabajos y polémicas por el daño que la afluencia de turistas pudiera causar a los frescos, es la de una iluminación mucho más homogénea.

Detalle de 'La creación de Adán' con la nueva luz. / Reuters-LIVE! / EFE

Hay algunas ocasiones en las que está justificado asistir a una conferencia de prensa sin prestar demasiada atención a lo que se dice ni a quién lo dice.
 Una de ellas se produjo anoche.
Tras el cierre de los Museos Vaticanos, justo después de que se marchara el último de los 20.000 visitantes diarios, un grupo de periodistas tuvo el privilegio de asistir a la presentación de la nueva iluminación y el nuevo sistema de climatización de la Capilla Sixtina, esa “caja mágica” –en palabras de Antonio Paolucci, director de los museos—donde Miguel Ángel, Botticcelli, Pinturicchio, Perugino o Signorelli crearon el espacio artístico más importante de la historia y donde tiene lugar el Cónclave para elegir al Papa
. La primera impresión, tras tres años de trabajos y no pocas polémicas por el daño que la gran afluencia de turistas pudiera estar causando a los frescos, es la de una iluminación mucho más homogénea, que elimina las zonas de sombra que se producían hasta ahora
. “Se trata”, dijo Paolucci, “de una luz no elocuente, que permite admirar la Capilla Sixtina en toda su belleza”.
Pero incluso más que la iluminación instalada por Osram, que incluye 7.000 puntos de luz basados en lámparas led que permiten un gran ahorro energético y la mitad del calor que antes, lo que la Capilla Sixtina necesitaba desde hace tiempo era un sistema de climatización que ayudara a contrarrestar “la excesiva presión humana” que, como el propio director de los Museos Vaticanos denunció en 2010, estaba poniendo en peligro los frescos de los siglos XV y XVI.
 El anterior sistema de ventilación, instalado en 1993, ya no daba abasto para proteger las obras de arte de los residuos de todo tipo –polvo, aliento, sudor, cabello, caspa, hilos de lana, fibras sintéticas— dejado por los turistas.
 De hecho, durante el verano de 2010, 30 restauradores emplearon 20 noches en retirar “cantidades ingentes de materia y polvo” y constataron algunas señales de deterioro.
 Ahora, según aseguró Paolucci y los técnicos de la multinacional estadounidense Carrier responsables del proyecto, el nuevo sistema garantiza que, siempre que no se rebase la cifra de 1.500 visitantes al mismo tiempo, ninguna partícula de polvo se deposite en los 2.500 metros cuadrados que ocupan los frescos y que se controlen también los niveles adecuados de anhídrido de carbono.
Pero todo esto no llamó a sorpresa porque ya se había anunciado, como también que la Unión Europea ha sufragado parte de los tres millones de euros que ha costado la nueva luz y el nuevo aire de la Capilla Sixtina
. Lo que, aunque sea un hecho incuestionable, sigue sorprendiendo cada vez es la belleza apabullante de la Capilla Sixtina.
 Mientras hablaba Paolucci, gustándose en la solemnidad del momento y en su habilidad para construir frases redondas, los periodistas que asistieron al encuentro hacían esfuerzos por prestar atención a las palabras del director de los Museos Vaticanos o de los resposanbles de Osram o Carrier
. Allá arriba, como si no hubieran pasado cinco siglos, seguía celebrándose el Juicio Final.
Techo de la Capilla Sixtina con la nueva iluminación que incluye 7.000 puntos de luz. / MUSEI VATICANI/ANSA/CLAUDIO PER

 

Jordi Savall renuncia al Premio Nacional de Música

El músico rechaza el galardón en desacuerdo con la política cultural del Gobierno español.

 

El músico, director y compositor Jordi Savall (Igualada, Barcelona 1941), ha rechazado el Premio Nacional de Música, en la modalidad de composición, concedido por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte valorado en 30.000 euros.
 Los motivos del músico responden a sus discrepancias con la política cultural del ministerio, dirigido por José Ignacio Wert, según publica la agencia Efe.
Savall, que hace sólo dos semanas fue distinguido con la Medalla de Oro del Parlamento de Cataluña, lo ha comunicado esta mañana al secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle, y después ha hecho pública su decisión en una carta abierta.
 En la misiva explica que ha agradecido el premio pero que no podía aceptarlo para "no traicionar sus principios y sus convicciones más íntimas", puesto que la distinción procede de la principal institución del Estado responsable del "dramático desinterés y de la grave incompetencia en la defensa y la promoción del arte y de sus creadores".
También ha considerado "insuficientes" los esfuerzos y las inversiones que el Gobierno destina al mundo de las artes y la cultura en general y, en particular, por mantener en el olvido una parte esencial de la cultura: el patrimonio musical hispánico milenario
.

El PP rechaza que Rajoy comparezca en un pleno sobre corrupción................................................ Fernando Garea

Los populares se quedan solos al desechar el debate reclamado por toda la oposición.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, este miércoles en el Congreso. / C. Álvarez

El PP ha hecho valer su mayoría absoluta este jueves en la Junta de Portavoces del Congreso para rechazar que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, comparezca la próxima semana en sesión plenaria para explicar las iniciativas del Ejecutivo frente a los casos de corrupción, como ha pedido toda la oposición.
Toda la oposición había estado presionando a lo largo de la semana -en paralelo a la sucesión de escándalos- para que el partido del Gobierno accediera a dicho pleno, lo que al final no ha sucedido.
Tanto el PSOE como Izquierda Plural ya pidieron este martes que se convocara ese pleno específico con Rajoy, una propuesta que recibió el respaldo del resto de grupos de la oposición.
 Pero el PP se negó a dar respuesta alegando que la solicitud se había formulado oralmente en la Junta de Portavoces y no estaba registrada.
 Horas después, PSOE e IU-ICV presentaron sendos escritos para formalizar la iniciativa.
En ese contexto, el presidente del Congreso, Jesús Posada, convocó una nueva reunión de la Junta de Portavoces que ha tenido lugar a primera hora de este jueves y en la que el PP se ha quedado solo rechazando las iniciativas del PSOE y la Izquierda Plural.

A la salida de la reunión, el portavoz del PP, Alfonso Alonso, ha justificado su rechazo en que este miércoles ya se habló de corrupción en el Congreso y en que no desea más debates "destructivos" como ese, sino en positivo como el que planteará en próximas fechas con reformas legislativas concretas contra la corrupción.
Alonso ha arremetido contra el PSOE y ha asegurado que está sorprendido porque pida la celebración de un Pleno monográfico sobre corrupción “la misma semana en que se levantó de la mesa de diálogo que aborda las medidas contra la corrupción”.
El Gobierno asegura que en las próximas semanas volverá a debatirse sobre corrupción porque tienen el propósito de resucitar los proyectos que están bloqueados en el Congreso, como el Código Penal, la ley de financiación de partidos y el estatuto de los cargos públicos.
 Estas medidas y otras más fueron anunciadas por Rajoy en febrero de 2013 y aún no han sido aprobadas.
 El último plazo se cumple hoy, porque el 31 de agosto La Moncloa hizo público un comunicado en el que aseguraba que en dos meses estaría listo un acuerdo de regeneración.
 El Gobierno culpa al PSOE de los 20 meses de parálisis legislativa.
La próxima semana no hay pleno y, por lo tanto, no habrá debate alguno en pleno sobre este ni sobre ningún asunto.
 Todos los grupos de la oposición entendían que ese hueco podía aprovecharse, precisamente, para debatir sobre lo que es un clamor social.
En 2013 se produjo una situación similar cuando Rajoy se negó reiteradamente a comparecer en el Congreso para dar cuenta de las denuncias de su extesorero Luis Bárcenas. Tras varios rechazos y multitud de presiones, Rajoy compareció en el Congreso el 1 de agosto. Ese día también pidió perdón por haber confiado en Bárcenas.
Los socialistas, por su parte, aseguran que nunca dieron por hecho que habría acuerdo y que, en todo caso, decidirían y votarian punto a punto las iniciativas que se presenten. Incluso, los socialistas presentarán el lunes una proposición de ley con 33 medidas propias para que se tramiten.
 El problema es que para muchas de esas medidas ya no hay tiempo suficiente porque la la legislatura termina dentro de un año.
El portavoz del PSOE, Antonio Hernando, ha asegurado a la salida de la Junta de Portavoces que “Rajoy ha decidido que la huida y el silencio es la única respuesta del PP y del Gobierno frente a la corrupción”.
“El PP está perdiendo cualquier tipo de credibilidad política
. Nadie va a creer al PP cuando presente ninguna medida si no asume primero responsabilidades y da las suficientes explicaciones
. El PP se está despeñando por la corrupción”, ha añadido.
El líder del PSOE, Pedro Sánchez, exigió a Rajoy este miércoles en el pleno del Congreso que diera "explicaciones, responsabilidades y medidas". "Usted está asediado por la corrupción", afirmó Sánchez antes de reclamar que comparezca en el Pleno del Congreso para dar cuentas de los casos de corrupción. Rajoy, que replicó a las peticiones de un pleno monográfico en un tono duro y con el "y tú más" de los ERE de Andalucía, reiteró su oferta de pacto e intentó disipar la imagen de España como país corrupto.
El debate dedicado a la cumbre europea se convirtió en la exigencia de responsabilidades por la corrupción en una semana en la que se ha destapado con la Operación Púnica una nueva trama corrupta que ha llevado a la detención de Francisco Granados, exconsejero de la Comunidad de Madrid y ex mano derecha de Esperanza Aguirre, varios alcaldes, empresarios y funcionarios.

 

 

29 oct. 2014

Los Borbones ya no dan risa................................................................ Mábel Galaz

El Rey' es correcta si lo que se busca es pasar el rato. Otra cosa sería si lo que pretendiese fuera dar a conocer cómo transcurrió la historia de esos años.


Hay que reconocerle a Telecinco el mérito de atreverse a llevar a la pantalla hechos históricos relativamente recientes y, sobre todo, si estos tienen que ver con la Monarquía española
. El primer intento fue Felipe y Letizia, aunque aquella miniserie de Joaquín Oristrell resultó más una comedia de humor que otra cosa.
 Esta vez la cadena ha apostado por una producción en tres capítulos de 75 minutos cada uno, en los que se cuenta la relación del rey Juan Carlos con su padre y con Francisco Franco.
El rodaje duró 13 semanas y se desarrolló en los escenarios reales —Estoril o San Sebastián—, pero no en el palacio de La Zarzuela, ya que la Casa del Rey no ha colaborado con la serie.
Se nota que esta vez no se han escatimado medios. Paolo Vasile, consejero delegado de Mediaset, no quería patinar.
 Por eso, incluso organizó un pase privado para un grupo de periodistas con el fin de conocer su opinión sobre el resultado final antes de emitir anoche el primer capítulo.
La ficción es correcta si lo que se busca es pasar el rato.
 Está bien ambientada y el reparto es aceptable.
 Otra cosa sería si lo que pretendiese fuera dar a conocer cómo transcurrió la historia de esos años tan trascendentales para la restauración de la Monarquía en España.
 Una de las tareas más difíciles que tenía por delante el guionista, Santos Mercero, era contar cómo se produjo el accidente que le costó la vida al hermano menor de don Juan Carlos.
 El trance lo resuelve mostrando solo el dolor de la familia tras escuchar un disparo en la casa. No entra a explicar qué estaban haciendo los dos hermanos jugando con una pistola.
Sí se atreve el guionista, en cambio, a narrar al detalle las visitas del entonces Príncipe a Franco y ahí es cuando la serie se convierte en una novela en estado puro.
 El dictador aparece como un dulce ancianito encariñado con el hijo de don Juan, al que aconseja y hace regalos
. El afable resultado sorprende, y eso que hubo un trabajo de posproducción para endurecer la imagen del dictador.
 Pero lo que más sorprende es cómo Telecinco vuelve a presentar a la familia Borbón. Ellos, don Juan y don Juan Carlos, son dos amantes padres de familia y ellas, doña María de las Mercedes y doña Sofía, dos mujeres solo pendientes de la felicidad de sus esposos.
Ni rastro de fisuras, aunque la historia real sea bien distinta.
El personaje del Rey llega a dar cierta pena por la infelicidad permanente en que vive y, por otro lado, exaspera por el poco carácter que demuestra para imponer su opinión.
Esta vez Telecinco tampoco se ha atrevido a contar la verdadera historia, pero, al menos, los Borbones ya no dan risa.

 

Masako, la princesa triste, sale de palacio.................................... Macarena Vidal Liy

Si yo fuera Masako con una vida facil y para ser japonesa muy libre , el mismo dia de esa boda en que le pusieron 9 Kimonos o 14 uno encima de otro, me hubiera puesto triste, tanto peso a la espalda era una metáfora de lo que le esperaba y no sé si en Japón conocen a Ruben Darío, La Princesa está triste....no lo sé.
Y ella se metió en una vida de silencio y nostalgias, una vida propia, no sé si en Japón conocen a Virginia Wolf, no lo sé.

La esposa del heredero de Japón participa en una cena oficial por primera vez en 11 años, en honor a los Reyes de Holanda

La princesa Masako con su marido el príncipe Naruhito. / REUTERS

La princesa Masako de Japón participa en su primer banquete imperial en 11 años
. La ocasión es en honor de los reyes de Holanda, Guillermo y Máxima, con quienes ella y su esposo, el príncipe heredero Naruhito, mantienen una buena amistad.
 Su presencia marca un paso más en los avances de Masako para superar una depresión que le afecta desde hace más de una década.
Esperemos que la alegre y siempre sonriente y atractiva Reina de Holanda le contagie un poco su saber llevar el deber sin melancolia, como es Máxima que me gusta mucho su sonrisa, y yo de Letizia iria aprendiendo de ambas. No  por vestir correcta en los actos, o de pleveya progre así como casual, está mas estirada que Nefertiti y no transmite ni confianza ni esperanza, un dia se encontrará que llevara todos los trajes regionales de esta España nuestra uno encima de otro.....
La esposa del príncipe heredero japonés también participó este miércoles, por primera vez en cinco años, en una ceremonia de bienvenida a los soberanos holandeses en los jardines del palacio imperial a la que también asistieron el emperador Akihito, la emperatriz Michiko y Naruhito.
Las fotos del evento muestran a una Masako sonriente y vestida con un traje naranja y sombrero a juego, en un aparente homenaje al país de sus invitados.
Las tareas oficiales y comparecencias públicas de la princesa, de 50 años y que renunció a una prometedora carrera diplomática para casarse en 1993, se vieron drásticamente recortadas después de que en 2004, tres años después de dar a luz a su hija Aiko, se le diagnosticaran “problemas de ajuste relacionados con el estrés”, consecuencia del esfuerzo por ajustarse al rígido protocolo de la Casa Imperial japonesa
. Desde entonces ha estado sometida a constantes tratamientos para ayudarle a superar su enfermedad.
Los Reyes de Holanda saludan al príncipe Naruhito y a Masako. / REUTERS
Precisamente los reyes de Holanda, que se encuentran en Japón para una visita que durará hasta el domingo, han jugado un importante papel en el proceso de recuperación de la princesa.
Ambas cortes mantienen lazos muy estrechos y las dos parejas mantienen una excelente conexión personal, ayudada por el hecho de que Aiko y la hija mayor de los reyes holandeses, Amalia, son de edades similares.
Masako, su esposo y su hija visitaron el país europeo para unas vacaciones de dos semanas en 2006. El primer viaje oficial de la princesa después de once años, en 2013, fue también a Holanda, para participar en la ceremonia de coronación del rey Guillermo.
La última vez en que Masako, graduada en Económicas por la Universidad de Harvard y que habla fluidamente cinco lenguas (japonés, ruso, inglés, francés y alemán), participó en un banquete imperial antes de hoy fue en 2003, con ocasión de la visita de Estado del entonces presidente mexicano, Vicente Fox, y su esposa.Tantas lenguas y ella prefiere estar en silencio...

La Casa Imperial japonesa divulgó el pasado diciembre, al cumplirse el 50 cumpleaños de la princesa, un comunicado en el que Masako apuntaba a una mejoría
. “Desde mi cumpleaños anterior he estado esforzándome por cumplir mis deberes, sean de trabajo o personales, en la medida de lo posible”, apuntaba, “me gustaría continuar los esfuerzos para mi recuperación con la ayuda de la gente que me rodea”.
Que así sea Masako y recuerda que siempre puedes darte una escapada a Holanda y a dónde tu quieras....el mundo es Grande.

 



28 oct. 2014

La madurez conquista el mercado de la cosmética............................................................ Leticia García

Intérpretes veteranas que no se resisten al envejecimiento inundan un ámbito que se les resistía.

 

Las actrices Helen Mirren y, a la derecha, Tilda Swinton. / CORDON PRESS

Fue elegida en una encuesta realizada entre más de 9.000 clientes.
 Para ellos, es la mezcla perfecta entre inteligencia, madurez y glamour.
 A los 69 años, Helen Mirren acaba de firmar su primer contrato con una firma cosmética.
 La actriz será el nuevo rostro de L’Oreal, un puesto que han ocupado modelos y actrices de todos los rangos de edad. De Karlie Kloss (22) a Inès de la Fressange (57), de Blake Lively (27) a Jane Fonda (76). Al fin y al cabo, cada producto cosmético va enfocado a una determinada generación.
 Y al mercado no se le escapa que debe representarlos a través de iconos de belleza diversos.
Sin embargo, la tendencia de que celebridades de cierta edad sean imagen de marcas cosméticas es relativamente reciente.
 Hace una década, Isabella Rossellini, imagen de Lancôme durante más de diez años, admitía públicamente que fue despedida por la firma al sobrepasar los cuarenta (la actriz y modelo tenía 41). Otras empresas cosméticas, como Nivea, se enfrentaban el pasado verano a la opinión pública: la modelo Cindy Joseph, de 62 años, fue la elegida para anunciar su crema antiarrugas.
 Hasta ahí bien, si no fuera porque el Photoshop le restó más de veinte años a su rostro.
Jessica Lange, como imagen de línea de maquillaje de Marc Jacobs.
La industria de la moda lleva varias temporadas contratando a modelos de más de sesenta años.
 La enorme popularidad del blog Advanced Style, que retrata a sofisticadas mujeres de la tercera edad, caló en firmas y diseñadores
. En 2012, Jacky O’Shaughnessy (62) anunciaba las sudaderas de American Apparel bajo el lema “Lo sexy no tiene fecha de caducidad” y la bailarina Jacqueline Murdock (82) protagonizaba la campaña de otoño de Lanvin. Aquel año, dos modelos, Carmen dell’Orifice (83) y Daphne Selfe (86) vieron cómo renacía su fama y lucieron canas en campañas, pasarelas y portadas de revistas.
 A la moda le encantan los extremos: o recibe quejas por recurrir a modelos menores de edad o decide centrar su imagen en maniquís que están más cerca de la edad de jubilación.
La propia Mirren aparecía en la publicidad que la cadena Marks and Spencer lanzaba el pasado verano junto a otros rostros femeninos de generaciones y procedencias dispares, como la artista Tracey Emin o la modelo Karen Elson.
 Por su parte, Catherine Deneuve, musa eterna de Yves Saint Laurent, es hoy imagen de Louis Vuitton y la exeditora de Harper's Bazaar, Linda Rodin, es la protagonista del catálogo de otoño de la firma The Row.
Ahora los rostros maduros inundan un ámbito que se les resistía, el de la cosmética
. Justo cuando la nueva imagen de René Zellweger ha logrado que medio mundo esté hablando sobre la presión que sufren las actrices frente al paso del tiempo, las empresas dedicadas a la belleza contratan a intérpretes veteranas, mujeres que no se resisten al envejecimiento ni niegan sus arrugas.

Mientras Helen Mirren acapara la publicidad de L’Oreal, Jessica Lange (65) ejerce como imagen de la flamante línea de maquillaje de Marc Jacobs o los rasgos andróginos de Tilda Swinton (53) protagonizan la nueva campaña de Nars, un rol que la temporada pasaba ocupaba Charlotte Rampling (68).
“No soy perfecta y nunca lo fui, pero siempre he tenido buen aspecto y me enorgullece seguir teniéndolo”, afirma Mirren en el comunicado oficial de su nombramiento
. Quizá la industria cosmética esté empezando a apreciar lo que no valora Hollywood, la madurez. Tal vez este sea el inicio de una era en la que las cremas antiarrugas dejarán de ser anunciadas por jóvenes que no han tenido tiempo de sufrirlas y las mujeres que las llevan con dignidad les tomarán el relevo.
 Solo falta que este mercado comience a llamar a las cosas por su nombre, y deje de asociar a sus productos el calificativo de “anti-edad”.
 Al fin y al cabo, sus nuevas protagonistas no niegan el paso del tiempo, asumen la calidad de lo vivido.