Un Blues

Un Blues
Del material conque están hechos los sueños

19 jun. 2017

Óscar Puente: “Susana necesita ahora mucho más a Pedro Sánchez que al revés”

El portavoz socialista ha asegurado que aquellos del PSOE de Andalucía que piensan que el PSOE depende de ellos "se equivocan".

FOTO: Óscar Puente, nuevo portavoz del PSOE y alcalde de Valladolid, este sábado en el 39º Congreso Nacional de los socialistas. / VÍDEO: Declaraciones de Cristina Narbona sobre Susana Díaz.
Óscar Puente, el alcalde de Valladolid y el nuevo portavoz del PSOE nombrado por Pedro Sánchez, ha asegurado este lunes en Los Desayunos de TVE que las "tornas han cambiado" y Susana Díaz necesita ahora mucho más a Pedro Sánchez que al revés. Puente ha añadido que aquellos del PSOE de Andalucía que piensan que el PSOE depende de ellos "se equivocan".
 El portavoz ha hecho referencia así a la ausencia de algunos de los miembros del PSOE-A en el Congreso del pasado fin de semana que no votaron resoluciones ni ponencias, un hecho que, según Puente, "no ayuda mucho".

Para el portavoz socialista, ausentarse del plenario convocando una copa en un bar a las diez de la noche cuando el resto de compañeros terminaron a la una de la mañana no es muy lógico y ha asegurado que espera que las personas que aconsejan y que están en el entorno de Susana Díaz "acierten más en el futuro que en el pasado".
"Si a Sánchez le va bien, a Susana le va bien", ha dicho Puente, quien, tras asegurar que el PSOE quiere seguir ganando en Andalucía, ha mostrado su confianza en que '"digieran" cuanto antes los resultados de las Primarias y del Congreso.
"Creo que cada uno elige cómo sale y entra de los escenarios", ha insistido Puente, quien ha sostenido que comprende que para quien tenía unas expectativas muy claras de ganar las Primarias, al perderlas se encuentre en un proceso de digerir los resultados.
El portavoz ha asegurado que el respaldo del 70,5% de la ejecutiva de Pedro Sánchez es un apoyo "más que razonable" y "rotundo" en un contexto en el que se acabaron los apoyos a la "búlgara".

 

Un muerto y diez heridos en un atentado terrorista junto a una mezquita en Londres

Parece que los del Isis están todos en Londres, otro atentado con atropello, vaya que un dia acuchillan , otro atropellan, ya no se explosionan ellos mismos las bombas para los demás....y ¿Que hace ese Gobierno Brixit? no saben detenerlos? porque está claro que andan por alli, y hasta ese incendio de la Torre....Da Igual que haya heróes porque hasta ellos mueren, entonces que van a Hacer?

Theresa May reitera, tras el atropello, que endurecerá la estrategia para combatir el extremismo que en esta ocasión ha ido "contra la comunidad musulmana".

Los servicios de emergencia han llegado a Finsbury Park para auxiliar a los heridos. En vídeo, las imágenes posteriores al incidente y el relato de los testigos.

Una persona ha muerto y diez han resultado heridas al atropellar una furgoneta a un grupo de peatones esta noche cerca de una mezquita al norte de Londres, ha informado la Policía Metropolitana.
 El atropello se ha producido poco después las 00.20 (las 01.15 de la madrugada en la España peninsular) en la calle Seven Sisters, junto a Finsbury Park, cuando los fieles acaban de abandonar la mezquita tras la oración de medianoche del ramadán.
 Las autoridades han confirmado en una rueda de prensa que están tratando el incidente "como un atentado terrorista".

Así lo ha confirmado también la primera ministra, en una intervención a las puertas de Downing Street minutos antes del mediodía, hora de Londres. 
May se ha referido al incidente como "un ataque terrorista contra la comunidad musulmana".
 Se trataría del cuarto ataque terrorista en Reino Unido en tres meses. 
Todas las víctimas, dos de ellas en estado grave, pertenecen a la comunidad musulmana, según Neil Basu, coordinador de la brigada antiterrotista de la policía.
La Policía de la capital ha revelado en su página web que hay una persona detenida.
 Se trata de un varón de 48 años, probablemente el conductor del vehículo. El hombre, que se cree actuó solo, ha sido reducido por peatones que se encontraban en la zona, según ha confirmado la policía, antes de que los agentes lo arrestaran. 
"Ha sido trasladado al hospital como medida de precaución, y será puesto bajo custodia policial una vez sea dado de alta. 
También será objeto de un examen de salud mental a su debido tiempo", ha dicho la policía en un comunicado.
 
Los servicios de emergencia han llegado a Finsbury Park para auxiliar a los heridos. En vídeo, las imágenes posteriores al incidente y el relato de los testigos.
La calle Seven Sisters, al igual que algunas adyacentes, permanece cortada a la altura de la estación de metro de Finsbury Park este lunes por la mañana.
 Junto al cordón policial, Mohammad, un joven vecino, mostraba en su móvil un vídeo, grabado por un amigo, en el que se ve cómo la policía introduce en el interior de un furgón policial a un hombre corpulento, que aseguran que es el atacante. 
"Si hubiera sido musulmán, le habrían pegado un tiro sin contemplaciones", protesta Mohammad. "Esto pasa por cómo nos retratan los medios, esto es producto de la islamofobia. Esto es obra de un terrorista, no de un loco".
 También se ve en el vídeo a los vecinos intentando salvar a la víctima, tendida en el suelo mientras un hombre le realizaba la reanimación cardiopulmonar. 
Se trata de un hombre mayor, según diversos testimonios, que vivía muy cerca de la zona y venía de rezar en la mezquita.
 Según Mohammad y otros vecinos, cuando los viandantes redujeron al atacante, este gritó: "¡Matadme, matadme, ya he terminado mi trabajo!".
"Es lo mismo que sucedió en Westminster", dice Mona, una vecina de origen somalí, en referencia al ataque del pasado 22 de marzo, cuando Khalid Masood atropelló a decenas de personas y mató a cinco a las puertas del Parlamento.
 "Aquí los medios han dicho que era un accidente, y aquello dijeron enseguida que era un ataque terrorista. 
 Pero es lo mismo, por eso me entristece".
Los agentes antiterroristas acudieron a Finsbury Park pasada la media noche.
 Había agentes de la policía en las inmediaciones y llegaron al lugar "un minuto después del ataque", según ha informado la primera ministra después de la reunión del comité de emergencia Cobra. "La policía ha declarado que se trataba de un incidente terrorista a los ocho minutos", ha añadido May, saliendo al paso de las críticas de los vecinos, que se quejaban esta mañana de que se hubiera tardado en calificar el acto de terrorismo.
También el líder de la oposición laborista, Jeremy Corbyn, ha manifestado, a través de Twitter, su "conmoción" por este ataque y ha indicado que se solidariza con la comunidad afectada.
 El lugar donde se ha producido el atropello pertenece a la circunscripción electoral de Islington North, a la que Corbyn representa en el Parlamento.
El alcalde de Londres, Sadiq Khan, ha calificado lo ocurrido de ataque a los "valores compartidos de tolerancia, libertad y respecto".
 En una declaración, el alcalde ha pedido a los londinenses que mantengan la "calma" y estén "vigilantes" mientras se esclarece el incidente .
Finsbury Park es una zona particularmente diversa y multicultural, a pocos kilómetros al norte del centro de la capital, que conserva su esencia de barrio popular y obrero a pesar de los signos de una incipiente gentrificación, ya masiva algunas calles más al sur. 
Es el barrio del Arsenal: cada día de partido los aficionados salen en riadas de la estación, de mtero y ferrocarril, para ir andando hasta el estadio Emirates.
De camino al estadio desde la estación está la mezquita de Finsbury Park, famosa en los años 90 porque en ella ofrecía sus sermones incendiarios el clérigo extremista Abu Hamza, condenado a cadena perpetua por terrorismo en Estados Unidos en 2015. 
La mezquita fue cerrada en 2003 y reabierta dos años más tarde a cargo de unos nuevos responsables que han tratado de rehabilitar su reputación.
En los últimos meses, Reino Unido ha sido blanco de ataques similares asumidos posteriormente por el Estado Islámico (ISIS por sus siglas en inglés).
 El sábado 3 de junio, una furgoneta arrolló a una veintena de peatones junto a la estación del Puente de Londres, en la capital británica.
 Después, continuó circulando hasta el cercano mercado gastronómico de Borough Market, donde sus ocupantes se bajaron y apuñalaron a varias personas. 
 El atentado dejó siete muertos, entre ellos el español Ignacio Echeverría, y más de 40 heridos.
En marzo, un todoterreno atropelló a numerosos transeúntes y posteriormente el conductor atacó con un cuchillo a los agentes que vigilaban el Parlamento británico, causando cinco muertos y varias decenas de heridos. 
El autor del ataque fue abatido por la policía.
Este ataque se produce cuando la ciudad todavía se encuentra en estado de shock por el terrible incendio en la torre Grenfell, hace apenas cinco días, en el que fallecieron al menos 58 personas. Sucede, además, en el arranque de una semana clave en la política británica.
 Este mismo lunes arrancan en Bruselas las negociaciones para la salida de Reino Unido de la UE, y el miércoles está previsto el discurso de la reina, el acto formal de apertura del curso legislativo, después de las elecciones del 8 de junio, en el que Theresa May tratará de sacar adelante su Gobierno en minoría, con ayuda de los unionistas norilandeses del DUP.

 

Una medalla policial al valor por ganar el rosco de ‘Pasapalabra’

La lista de las 595 condecoraciones pensionadas de Fernández Díaz incluye al agente que ganó un concurso televisivo y a integrantes de la brigada patriótica.

Luis Esteban Lezáun, durante su participación en 'Pasapalabra'.
Luis Esteban Lezáun, durante su participación en 'Pasapalabra'. EL PAÍS
El inspector jefe Luis Esteban estaba destinado en la comisaría de Manacor cuando decidió participar en el concurso de televisión Pasapalabra
En su primera etapa, llegó a intervenir en una treintena de programas, pero sin lograr el premio gordo.
 Más tarde, la cadena repescó a los mejores jugadores y fue entonces cuando consiguió completar el célebre rosco y llevarse los 354.000 euros acumulados en el bote.
 No fue su único premio
. En 2015, la Dirección General de la Policía le concedió una cruz con distintivo rojo.
 Una condecoración que, además del reconocimiento, conlleva un incremento vitalicio de su sueldo de un 10%.
Según recoge la documentación remitida recientemente por el Ministerio del Interior a la comisión parlamentaria que investiga la etapa de Jorge Fernández Díaz al frente del departamento, el motivo de aquella distinción fue, precisamente, la participación en dicho concurso “contribuyendo a una inmejorable imagen de la Policía Nacional”.
Esta es una de las curiosidades, pero no la única, que refleja la relación las 595 medallas pensionadas concedidas por la Policía Nacional entre el 1 de enero de 2012 y el 31 de diciembre de 2016. Varios de los presuntos integrantes de la llamada brigada política también recibieron las suyas en este periodo, la mayoría bajo el ambiguo argumento de premiar una "meritoria trayectoria profesional", como adelantó EL PAÍS el pasado jueves.
Tres palabras que se repiten decenas de veces más en listado de Interior y que, según denuncian fuentes policiales, "es una forma de enmascarar la concesión de medallas que no están de ninguna manera justificadas". 
En otras ocasiones, los méritos esgrimidos son, cuando menos, curiosos.
 Hay una condecoración a un componente de la banda sinfónica de la Policía por su "capacidad creativa e interpretación", dos entregadas el año pasado como parte de la "celebración del aniversario de los Tedax" o la que recibió el responsable de elaborar el "texto legal interno regulando la uniformidad".
 También las hay por dirigir y coordinar un libro sobre la Policía Científica, por supervisar el "proyecto de estudio de los contratos de suministros eléctricos" de la Policía "para optimizarlos", por controlar al 15-M y otros "actos reivindicativos" o por haber sido el escolta de Adolfo Suárez hasta el fallecimiento del expresidente.
Justificaciones que chocan con el contenido del decreto que desde 1964 regula la entrega de estas condecoraciones pensionadas.
 Sobre el papel, están reservadas para aquellos agentes que han resultado "heridos en acto de servicio", han participado "en tres o más servicios" en los que hubiera riesgo de agresión con armas, han realizado un hecho "abnegado en circunstancias de peligro para su persona" o han participado en "hechos distinguidos y extraordinarios en los que haya quedado patente riesgo o peligro para las personas".

"Es evidente que un texto con más de 50 años de historia no puede recoger la realidad de la actividad policial de hoy en día, pero tampoco se puede convertir el reparto en una decisión arbitraria que, al final, siempre favorece a los mandos", aseguran fuentes policiales que apuestan por una nueva normativa.
 Una denuncia que encuentra respaldo en un estudio realizado por el Sindicato Unificado de Policía (SUP), el mayoritario, el pasado mes de octubre y que reveló que estas condecoraciones con recompensa económica llegan al 7,26% de los comisarios, al 1,56% de los integrantes de la escala ejecutiva, pero solo al 0,45% y el 0,07% de los miembros de las escalas de subinspección y básica.
La relación de condecorados con cruces rojas y medallas de plata durante estos cinco años también recoge los casos de funcionarios que resultaron heridos graves en acto de servicios, de otros que asistieron a las víctimas del accidente ferroviario de Angrois, a una de las policías que participó en la investigación para recuperar el códice Calixtino, a otro que ayudó a los ciudadanos españoles durante el fallido golpe de Estado en Turquía y a los que sobrevivieron al ataque talibán a la embajada de España en Kabul.
Tampoco faltan los responsables de operaciones muy mediáticas como Edu (contra el fraude a la Seguridad Social con cursos de formación);
 Topolino (que terminó con la detención de 13 personas relacionadas con la cadena Vitaldent) y Nelson (que permitió el arresto de los máximos responsables de Manos Limpias y Ausbanc por la supuesta extorsión de bancos y empresas).

Pocas medallas contra la corrupción

Lo que no han abundado estos son los condecorados por actuaciones contra la corrupción. 
Solo cuatro. Una inspectora que participó en la llamada Operación Astapa que destapó en 2008 las irregularidades en el Ayuntamiento de Estepona (Málaga).
 El comisario que coordinó el caso Palma Arena que acabó con el presidente balear Jaume Matas encarcelado.
 Uno de los responsables de la Operación Hades dirigida contra la familia Pujol.
 Y a un policía que intervino en Malaya.
 Claro que este último, según refleja la documentación de Interior, ha tenido que sumar a ésta su participación en otras como Emperador, Candy, Guardería o Ballena Blanca para ser considerado merecedor de la una medalla pensionada.
 Un verdadero rosco de actuaciones.