Un Blues

Un Blues
Del material conque están hechos los sueños

25 jul. 2017

https://www.youtube.com/watch?v=82XJXpsMsDs

La Amante - Marguerite Duras - Jean-Jacques Annaud 

 https://www.youtube.com/watch?v=82XJXpsMsDs

Michael Kors compra por 1.000 millones de euros la firma de lujo Jimmy Choo

Las compañías han llegado a un acuerdo con una prima del 18% respecto al valor en bolsa de este lunes.

Una de las tiendas de Jimmy Choo, en Suiza.
Una de las tiendas de Jimmy Choo, en Suiza. REUTERS
La marca estadounidense Michael Kors ha anunciado este martes la compra del fabricante de zapatos británico, también de lujo, Jimmy Choo, por 896 millones de libras (unos 1.000 millones de euros). En abril la empresa reveló que estaba en venta, dos años después de su ingreso en la Bolsa de Londres.

La transacción ya ha sido aprobada por los consejos de administración de ambas compañías.
 Los accionistas de Jimmy Choo recibirán el pago de 230 peniques por cada título de la compañía en su poder, lo que supone una prima del 18% respecto a su precio al cierre de la sesión de este lunes en la Bolsa de Londres.
 Esto representa además una prima de 36,5% con respecto al 21 de abril, es decir, justo antes del anuncio de que estaba en venta el zapatero británico Jimmy Choo.

Michael Kors informó de que la operación, que espera cerrar a lo largo del cuarto trimestre de 2017, no está sujeta a ninguna condición de financiación, para lo que Michael Kors ha obtenido un crédito puente de JPMorgan Chase Bank y Goldman Sachs Bank USA para cumplir los requisitos fijados por las autoridades británicas.
El fabricante de zapatos británico, fundado hace más de 20 años por el malasio Jimmy Choo y una editora de la revista de moda Vogue, comercializa zapatos de lujo utilizados por personalidades como Michelle Obama o Kate Middleton y actrices o artistas del mundo del espectáculo como Nicole Kidman o Lady Gaga.
La marca estadounidense indicó que obtuvo el compromiso del accionista principal de Jimmy Choo, el fondo de inversiones con sede en Luxemburgo, JAB Luxury, y de directivos de la firma británica. Entre estos controlan 69,21% del capital. El mínimo de aceptación de la propuesta se ha fijado en el 75%. Michael Kors planea desarrollar la marca con la apertura de nuevas tiendas y la venta en internet.
"Creemos que Jimmy Choo está preparado para un crecimiento significativo en el futuro y nuestra empresa tiene el compromiso de apoyar el fuerte valor de marca que Jimmy Choo ha construido en los últimos 20 años", ha asegurado John D. Idol, presidente y consejero delegado de Michael Kors.
Asimismo, Idol añadió que Pierre Denis seguirá desempeñando el cargo de consejero delegado de Jimmy Choo, responsabilidad que ocupa desde 2012, mientras la directora creativa, Sandra Choi, seguirá liderando los equipos creativos y de diseño de la firma.
Jimmy Choo cuenta con más de 150 tiendas en el mundo, entre ellas las más prestigiosas del mundo, según la firma. En 2016 facturó 364 millones de libras con un beneficio neto de 15,4 millones de libras.
Por su lado, la marca Michael Kors, conocida por sus accesorios y línea de prêt-à-porter, fue lanzada en 1981.
 Cotiza en la Bolsa de Nueva York y está presente en un centenar de países con ventas anuales por 4.500 millones de dólares.

 

“Créeme que estoy enfermo de amor”.................. Rubén Amón

De Haydn a Mahler, el musicólogo Kurt Pahlen reunió la relación epistolar de los grandes compositores con sus musas.

Retrato de Clara y Robert Schumann con una dedicatoria de Johannes Brahms. 
Retrato de Clara y Robert Schumann con una dedicatoria de Johannes Brahms. 
"Rezo cada día para que tu esposo fallezca”. He aquí un pasaje de la insólita carta de amor que Joseph Haydn (1732-1809) escribe a la cantante Luigia Polzelli.
 Se había enamorado de ella hasta el extremo de implorar la muerte de su esposo.
 O hasta el punto de caricaturizarlo como a una “pesada carga”.
 Un hombre mayor y achacoso, a quien más le convendría un pasaporte a la eternidad que “permanecer como un inútil sobre la tierra”.
Cuesta trabajo relacionar el refinamiento y los modales de Haydn con estos arrebatos homicidas, pero el intercambio epistolar del compositor austriaco y Polzelli forma parte del proceso desmitificador con que el musicólogo y director Kurt Pahlen (1907-2003) hizo acopio e inventario de las relaciones amorosas que conmovieron a los grandes maestros. 
No porque pretendiera trivializarlos o despojarlos del vuelo de sus obras, sino para exponer las dudas y pasiones que identifican a cualquier humano atribulado, apasionado o desengañado en su convulsión sentimental.
El compendio ha sido reunido en una esmerada iniciativa de la editorial Turner.
 Y representa un catálogo de emociones que comprende la superficialidad y la hondura, la ligereza y el dolor, pero que también aspira a auscultar el corazón de los artistas sensibles. ¿Cuánto influyó el amor y la forma de vivirlo en sus obras? Ludwig van Beethoven (1770-1827) se recrea en el registro verbal del claro de luna para cortejar a Amalia Sebald, mientras que Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791), autor de Don Giovanni, juguetea con su esposa desprovisto de todo dramatismo.

Mozart llama “ratoncilla” a Konstanze Weber. 
 Le cuenta que lleva consigo su retrato. Y que invoca a Dios para que la proteja. 
“Si pudiera contarte todo lo que hago con tu querido retrato, sin duda te reirías a menudo”, escribe a su mujer desde una despreocupación que parece prevenirse de las pasiones más dolorosas. 
 Todo lo contrario de cuanto desprende el triángulo entre Robert Schumann (1810-1856), su esposa, Clara, y Johannes Brahms.
Las cartas aquí reunidas no permiten concluir que hubiera un adulterio, pero airean la inestabilidad emocional de Schumann, sus feroces crisis psiquiátricas y la manera en que Clara y el joven Brahms encontraron en la relación epistolar el embrión de su posterior vínculo sentimental.
Kurt Pahlen detalla la locura y la agonía de Schumann. Lo describe atado a una cama, desnutrido, aislado. 
Y contrapone la desesperación del compositor al énfasis romántico de las primeras cartas.
 Llama Clarita a Clara y escribe su Carnaval partiendo de cuatro notas que representan el acrónimo de la ciudad natal de su amada, Asch (Bohemia).
Reviste interés el hallazgo porque Schumann le escribe a Clara las cartas y la música desdibujando las fronteras entre aquéllas y ésta. Y demostrando el grado de recíproca porosidad del papel en blanco y el pentagrama desnudo.
Giuseppe Verdi (1813-1901), acaso, nunca hubiera escrito La traviata si no hubiera sido para exorcizar el moralismo con que la sociedad contemporánea le afeaba su relación con una cantante divorciada.
Wagner, a su amada: “Te amo profundamente. Déjalo. Orgullo. Fuera las lágrimas de los ojos: eres mía”
Se llamaba Giuseppina Strepponi y aparece en el libro de Kurt Pahlen firmando una misiva pudorosa, entrañable y bastante irónica: 
“Te diré en bajito lo mucho que te amo y te admiro (…). Intenta planificar tu vida de tal modo que llegues a ser tan viejo como Matusalén, para la alegría de la persona que te ama y el disgusto de los músicos franceses”.
Se peleaba con ellos también Richard Wagner (1813-1883) después de los inconvenientes que rodearon la versión parisiense de Tannhäuser, aunque es Tristán e Isolda la partitura que amortigua y sublima sus amores intensos, felices, imposibles y frustrantes con Mathilde Wesendock: una mujer casada, como casado estaba él, y un episodio esencial entre los 27 capítulos que desglosan Cartas de amor a los músicos (Turner).
“Eres demasiado amable”, escribe Wagner a su clandestina amada, “y yo me consumo en el temor. También mis lágrimas fluyen. Si no tuviera tantos males casi de cada lado hacia el que miro, me entregaría exclusivamente a este dolor (…). Te amo profundamente. Déjalo. Orgullo. Fuera las lágrimas de los ojos: eres mía. Todo lo demás se solucionará”.
Enrique Granados acaba sus cartas a Amparo Gal, alias ‘Titín’, con un “Tuyo hasta morir”
Tristán e Isolda es la respuesta metafísica al amor imposible sobre la tierra.
 Wagner tiene que buscarla fuera del tiempo y del espacio. Y escribe el desenlace sublime del ­liebestod, muerte de amor, fuego en el agua, pasaje iniciático con que finaliza la ópera y empieza la revolución de la música contemporánea, dilatándose el límite de la tonalidad:
 “En el fluctuante torrente, en la resonancia armoniosa, en el infinito hálito del alma universal, en el gran Todo…, perderse, sumergirse… sin conciencia…, ¡supremo deleite!”.
Fue Kurt Pahlen, compilador de esta colección de epístolas, un gran divulgador y autor prolijo. 
Nació en Viena. Murió en Suiza. Recorrió el mundo como un misionero.
 Fue director del Teatro Colón de Buenos Aires. Y mantuvo una estrecha amistad con Manuel de Falla, aunque es Enrique Granados (1867-1916) el único compositor español que aparece en este folletón de amores y desamores; se airea su relación sentimental con su mujer, Amparo Gal, alias Titín. 
“Tuyo hasta morir”, finaliza varias de sus cartas el maestro catalán. E introduce sin pretenderlo una fatal premonición. 
Murieron juntos a bordo del Sussex. La Armada alemana torpedeó la nave en un episodio dramático de la I Guerra Mundial.
“Si sintieras lo que yo siento dentro de mí, verías lo delicioso que es quererte como te quiero (…). Me tienes robado el corazón, vidita mía (…). Voy a gastar tu retratito de tanto mirarlo…”, escribe Granados reiterando los diminutivos.
 Él no esperaba que el intimísimo epistolario fuera a trascender.
 Ni que lo hiciera junto las intimidades de sus colegas como ocurre en este volumen.
 Aquí también está incluido Gustav ­Mahler (1860-1911), cuya relación pasional, atribulada con Alma se extiende en uno de los pasajes más intensos del libro, sobre todo en cuanto concierne a la relación de dependencia que parecía urgirlo y atormentarlo: “Créeme que estoy enfermo de amor. Desde el sábado a la una ya no vivo
. Gracias a Dios acabo de recibir tus cartitas. Ahora ya puedo respirar.
 Durante media hora fui feliz. Pero ahora ya no aguanto más. Si estás fuera toda una semana, me muero (…). Ay, qué maravilloso es amar.
 Y sólo ahora sé lo que significa. El dolor ha perdido sus fuerzas, y la muerte, sus espinas”.




 

Cumple una promesa Sabemos en qué gastará Alba Carrillo parte de lo ganado en 'Supervivientes'

Así está siendo su vuelta a la realidad, que se ha visto empañanada por la denuncia de su ex.

Pero ¿cuanto ha ganado esa mujer? 

Vuelta a la rutina

Vuelta a la rutina

Alba Carrillo ya ha recuperado su rutina. 
Parece mentira que hace menos de una semana estuviera bajo un cocotero, y ahora paseando por Madrid con su bolso de marca colgado del antebrazo como si nada hubiera pasado.
 Bueno, sí que ha pasado, que su vida ha cambiado para siempre. Pero, ¿en qué ha andado metida la finalista de ‘Supervivientes’? Te lo contamos.

Alba Carrillo cumple su promesa

Tras eso, cumplió la promesa que le hizo al niño de sus ojos: organizar un encuentro con Mickey Mouse. 
La cita no tendrá lugar en el parque temático de Francia, sino ¡en el agua! Ella sí que sabe sorprender a Lucas. 
Alba y su único hijo se embarcarán en las próximas fechas en un crucero de la compañía Disney, todo un lujo.
Crucerazo. Crucerazo Disney

Crucerazo Disney

A bordo disfrutarán de los personajes clásicos creados por Walt, shows en vivo, piscinas con infinidad de toboganes, spa, restaurantes inspirados en películas de la compañía… y un sin fin de actividades.
 Alba va a acabar derrotada, los juegos de recompensa del reality no serán nada en comparación con el ‘tute’ que se va a pegar en el crucero
Alba Carrillo 3. Alba Carrillo pone al mal tiempo buena cara

Alba Carrillo pone al mal tiempo buena cara

La denuncia que la madre y la hermana interpusieron, por petición del propio Fonsi Nieto, a Lucía Pariente ha sido uno de los temas del fin de semana.
 Esta denuncia, que para la abogada de Carrillo carece de sentido ya que la madre es quien tiene la guardia y custodia del niño, ha hecho correr ríos de tinta y enfriar unas relaciones familiares que nunca fueron fáciles