Un Blues

Un Blues
Del material conque están hechos los sueños

21 sept. 2017

La reacción de Isabel Preysler al conocer la noticia de la boda de su hija Ana






Ha decidido poner el broche de oro a su relación de cuatro años con el tenista Fernando Verdasco.

 

"¡Nos casamos!". Así lo han anunciado Ana Boyer y Fernando Verdasco en las páginas del nuevo número de la revista ¡HOLA!, en las que además de contarnos cómo fue el momento de la pedida de mano, también nos hablan de cómo se imaginan ese día soñado rodeados de sus seres más queridos.
 Ilusionados y muy felices, confiesan que aún no tienen definido cómo será la ceremonia: 
“Todavía no sabemos cómo va a ser la boda; estamos mirando varias opciones, pero aún no lo tenemos claro.
 Lo que sí pensamos es que nos gustaría que fuera íntima”, aclara Ana, quien también nos ha contado cómo reaccionaron su madre y sus hermanos cuando se lo contaron. isabel-preysler170

"Se pusieron todos muy felices cuando se enteraron de la noticia. Se llevan muy bien con Fernando y, sobre todo, me ven muy feliz a mí y eso es lo más importante", cuenta emocionada la hija de Isabel Preysler, quien, sin lugar a dudas, tendrá un papel muy importante en el que será uno de los días más especiales de la vida de Ana.
 Las familias de ambos ya conocen los planes de boda y están muy contentos e ilusionados. Y es que hay muy buena relación entre los padres y hermanos de Fernando y los de Ana, algo que siempre han destacado y valorado mucho los futuros novios. 
 

Bertín Osborne entrevista a Paz Padilla

'Mi casa es la tuya' vuelve el próximo miércoles, en esta ocasión, de la mano de Paz Padilla. Bertín Osborne se traslada hasta la casa de la presentadora para entrevistar a una de las caras más conocidas de Mediaset.
 Junto a su hija, la presentadora de 'Sálvame' nos hablará de todo aquello que nunca ha contado.

El otoño será más cálido y húmedo de lo habitual tras un verano “loco” y “cargado de récords”


Se espera entre medio y un grado más en sur y noreste. El estío fue el segundo más cálido desde 1965, a tres décimas del de 2003.

Otoño en el valle de Ordesa, en el Pirineo aragonés. Vídeo: ATLAS Foto: GETTY (SANTIAGO GARCÍA)

El otoño en España, que comienza este viernes a las 22.02 hora peninsular, se prevé más cálido de lo habitual —con unas temperaturas de entre 0,2 y 0,5 grados por encima de la media, aunque pueden ser de entre medio y un grado más en zonas del sur y del noreste— y con menos lluvias de las que son necesarias para compensar la falta de agua que afecta a casi todo el país, según la predicción estacional de la Agencia de Meteorología (Aemet).
Ana Casals, portavoz de la Aemet, precisa que en octubre se espera que la anomalía —temperatura por encima de la media sea de entre 1 y 1,5 grados en el suroeste peninsular, y de entre 0,5 y 1 en el resto.
 En noviembre, con una temperatura media de 9,9 grados, se prevé un tiempo cálido en casi toda España salvo en el norte peninsular, mientras que diciembre, con una media de 8 grados, se prevé más cálido en zonas del interior de España.
En cuanto a las lluvias, Casals recuerda que durante el otoño se suele recoger un tercio de las lluvias anuales.
 Sin embargo, las proyecciones climáticas prevén "un octubre con menos lluvias", sobre todo en áreas de Extremadura y del suroeste de Andalucía y, en menor medida, en áreas del Mediterráneo, detalla Casals.
 La portavoz matiza que algunos pronósticos arrojan "algo más de lluvia durante noviembre y diciembre" para casi toda España, con mayor intensidad en País Vasco y Baleares.
El verano que termina mañana viernes, ha sido "loco" y "cargado de récords", en palabras de Casals.
 Su temperatura media de 24,7 grados, 1,6 por encima de la media de los últimos años (el periodo con el que se compara es entre 19981 y 2010), lo convierte en el segundo más cálido desde 1965 y también del siglo XXI.
 Se queda a tan solo tres décimas por detrás del verano de 2003, el más tórrido, en el que la temperatura media fue de 25 grados. 
Este verano ha superado a los de 2015 y 2016 en 0,2 y 0,5 grados, respectivamente.
 Las temperaturas mínimas también fueron 1,4 grados superiores a las normales.

 

 

La policía busca a la pareja de la mujer sevillana desaparecida junto a su hija

Los tres llevan en paradero desconocido desde el pasado 16 de septiembre.

 

La policía busca a la pareja de la mujer sevillana desaparecida junto a su hija.

Los agentes de homicidios de la policía de Sevilla barajan la posibilidad de que la extraña desaparición de una mujer junto a su hija -desapareció dejando una sartén de patatas fritas en el fogón- tenga relación con las actividades de su pareja, un ciudadano turco de 55 años que ha sido investigado por sus relaciones con el narcotráfico.
 De momento, es el principal sospechoso del caso y tampoco hay rastro de él.
El hombre, al igual que Sandra Capitán, de 26 años y embarazada de tres meses, y su hija de seis años, Lucía, está en paradero desconocido desde el pasado 16 de septiembre.
 Aquella fue la última vez que unos vecinos vieron a madre e hija cerca de la vivienda en el que los tres vivían, situada en el barrio sevillano de Bellavista. 

El hombre, al igual que Sandra Capitán, de 26 años y embarazada de tres meses, y su hija de seis años, Lucía, está en paradero desconocido desde el pasado 16 de septiembre.
 Aquella fue la última vez que unos vecinos vieron a madre e hija cerca de la vivienda en el que los tres vivían, situada en el barrio sevillano de Bellavista.
La policía no descarta ninguna hipótesis, aunque la investigación apunta a algo relacionado con las actividades de pareja de la joven, que fue detenido en una redada antidroga en 2001 y sobre el que llegó a pesar una orden de extradición.
Los investigadores relacionan al varón con una organización dedicada a la distribución de droga en el Polígono Sur, zona en la que madre e hija vivían, aunque se desconoce si tiene cargos relacionados con el tráfico de estupefacientes.
 La juez de Instrucción número 19 de Sevilla ha decretado el secreto de sumario para el caso.
La familia denunció su desaparición el pasado lunes 18 de septiembre, cuando varios de sus familiares acudieron a la vivienda en la que los tres vivían, al comprobar que la joven no contestaba a las llamadas ni a los mensajes.
 Cuando entraron, descubrieron una olla de aceite con patatas a medio hacer y una hamburguesa en una sartén.
Los familiares han afirmado que no faltaba ninguna pertenencia a excepción del bolso de la madre, y los vecinos no han oído ruidos de pelea. 
El vehículo de la mujer estaba aparcado junto a la vivienda, que ya ha sido confiscado junto al otro vehículo de la familia para una inspección en profundidad. 
La joven, Sandra, mide 1,75 metros de estatura y tiene el pelo largo y castaño, mientras su hija Lucía tiene un brazo escayolado como consecuencia de una lesión anterior a la desaparición.